Ketama
Ketama

Katrin Pereda

Pamplona,  (EFE).- Ketama asegura que en su retorno como grupo musical a los escenarios se han dado cuenta de que “hay algo que tiende” a que estén juntos y que la banda que forman es “la suma de tres almas y tres formas de ver la música”.

El cantante del grupo, Antonio Carmona, y el guitarrista y primo de este, José Miguel Carmona «Niño», señalan en una entrevista con EFE que lo que ha provocado el reencuentro es “una cosa muy, muy bonita”.

Esta banda, que como representante del denominado nuevo flamenco cosechó numerosos éxitos hasta su separación en 2004, se reúne de nuevo en la gira «No estamos locos tour» y actuará este miércoles en el festival Flamenco On Fire de Pamplona.

El cantaor incide, en este sentido, en que es difícil que pase el tiempo y los tres no sientan «nostalgia» de sus acordes, «de la manera de escribir, de la personalidad”.

“Estos 14 años han sido muy largos para mí, perdí a dos guitarras y a dos grandes”, subraya en referencia a su primo y también a su hermano, Juan José Carmona Amaya El Camborio», el tercer integrante.

Según explica, todos ellos tenían muchas ganas de volver a unirse porque, a raíz del suceso que le mantuvo en un coma inducido durante una semana en 2017, se dieron cuenta de que se querían mucho.

Tras considerar que su etapa como artista en solitario le ha permitido disfrutar de su propia música “al cien por cien», apunta que no les dio ningún vértigo el regreso de Ketama como grupo, aunque sí respeto por el público. «Siempre marca tu momento», alega.

De igual modo, Josemi Carmona admite que el primer día que ensayaron los tres se emocionaron y terminaron llorando: “Hay muchas emociones a flor de piel”, apostilla, y añade que el éxito de Ketama -obtuvieron Premio Ondas al Mejor Álbum (1995, 1997, 1999) entre otros muchos reconocimientos- fue un “boom” que ninguno esperaba.

“Lo vivimos con mucha alegría, responsabilidad y trabajo”, recuerda para señalar que, en el momento actual, todos ellos están “más asentados” y tienen «menos ansiedad sobre lo que va a pasar”.

Valora además que durante la gira se están encontrando con un público que «estaba con muchas ganas de Ketama” y, esta reacción, confiesa, le ha sorprendido. “Vemos que la gente nos sigue guardando en su memoria y en su corazón”, aprecia.

Ambos coinciden en que las canciones de Ketama tienen “vida todavía y eso es muy emocionante” y que, como músicos, mantienen “la inquietud”.

“Llevamos el flamenco arraigado en nuestro corazón y en nuestra vida y, muchas veces, lo ponemos al servicio de músicas muy diferentes”, remarca Antonio Carmona para asegurar que, de esta manera, el flamenco también evoluciona. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here