Marta López Luaces
Marta López Luaces

Barcelona,  (EFE).- La escritora Marta López Luaces reivindica el deseo de las mujeres de «ser adultas» y tener «vidas plenas», un objetivo para el que es necesario que «dejen de ponerles trabas» porque ellas «tienen mucho que aportar si la sociedad se lo permite», ha asegurado en una entrevista con Efe.

Los personajes de su última novela, «El placer de matar a una madre» (Ediciones B), saben bien de lo que habla: Isabel y sus compañeras están encerradas en un psiquiátrico de la época franquista por diferentes «anomalías» sociales, consideradas desórdenes mentales durante la dictadura, explica Marta López (A Coruña, 1964).

No obstante, Isabel es la única que ha cometido un crimen real, matar a su madre, mientras que sus amigas están encerradas por alcoholismo, homosexualidad o por haber denunciado violaciones en el seno familiar.

Durante toda la novela, la protagonista intentará averiguar qué la motivó a cometer el matricidio con la ayuda de uno de los psicólogos del centro, recién llegado de Estados Unidos con ideas frescas para renovar los psiquiátricos españoles, en los que prácticas como las celdas de aislamiento o la sobremedicación eran más que habituales, asegura la escritora gallega.

«En las dictaduras es común que se use la psiquiatría para controlar y reprimir a las personas que molestan socialmente», ha señalado la autora en referencia a «personas que no encajan en el modelo a seguir impuesto», como «mujeres demasiado libres, discapacitados o minorías sexuales».

Frente a esto, la novelista y profesora de literatura española y latinoamericana ha celebrado que «los modelos femeninos que obligaban a las mujeres a ser esposas y madres prácticamente han desaparecido» y ahora ya no pueden tachar a una mujer de «loca» si no cumple dichas expectativas sociales.

No obstante, López ha admitido que «aunque ahora no es el Gobierno quien marca los estereotipos, sí hay empresas que quieren imponer su idea de mujer perfecta», una imagen que, a su parecer, hoy en día está más asociada a la estética que al rol social.

«Actualmente una mujer tiene más libertad para escoger su vida», indica la escritora, quien, no obstante, ha reconocido que «existen fuerzas que están intentando volver a modelos femeninos que ya no tienen sentido ni social, ni económica, ni políticamente».

Para hacerles frente, López ha resaltado la necesidad de «enseñar historia a los jóvenes que no vivieron la dictadura para que no mitifiquen aquella época». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here