Barcelona.- Arnold Schwarzenegger considera que «Terminator: Destino oscuro», la nueva entrega de la saga que le lanzó a la fama, es «una gran historia», de la que está muy satisfecho porque ha trabajado «con un gran equipo», ha dicho hoy en Barcelona, cuando falta poco más de un mes para su estreno.


De entre los miembros de este equipo, el actor ha destacado a Linda Hamilton, la actriz que protagonizó la primera película de la serie en 1984.

«Estoy muy contento de que ella haya vuelto después de tanto tiempo sin participar en las películas de ‘Terminator'», ha dicho el interprete estadounidense, que todavía conserva el acento de su Austria natal.

Hamilton dio vida a Sarah Connor en «Terminator» y «Terminator 2» y, aunque en «Terminator Salvation» se oía su voz, no había vuelto a dar la cara en la saga desde 1991.

Schawarzenegger también se ha mostrado feliz de haber vuelto a trabajar con James Cameron, director de la exitosa primera entrega y productor de esta última.

«Ha sido un gran placer reencontrarme con Hamilton, Cameron y mi personaje, y también me ha gustado mucho ver como trabaja el director Tim Miller», ha añadido Schawarzenegger.

«Terminator. Destino oscuro» ha levantado muchas expectativas entre los seguidores de la película, pero Schawarzenegger no ha querido responder más preguntas sobre el filme.

Tras alabar a sus compañeros de reparto, ha aclarado que la razón de su vista a Barcelona es presentar el Arnold Classic Europe, un campeonato de culturismo y fitness que se celebra este fin de semana en Fira Gran Vía de Barcelona.

«Yo soy un personaje conocido dentro del mundo del culturismo y también del cine y la política -ha señalado el exgobernador de California-, y es un honor poder utilizar mi nombre para promocionar el deporte y ser fuente de inspiración para otras personas».

Schawarzenegger ha recordado que comenzó a entrenar con pesas cuando tenía quince años inspirado por Reg Park, un culturista nacido en Sudáfrica que también tuvo éxito como actor.

Como Park, Schawarzenegger ganó el título de Mr. Universo y, además, encadenó siete victorias en la competición de Mister Olympia entre 1970 y 1980.

«El culturismo fue mi obsesión y me permitió entrar en el cine, ganar dinero y llegar a la política», ha rememorado el mítico protagonista de «Terminator», que ahora quiere devolver al deporte lo mucho que le ha dado y ha viajado a Barcelona para «promover la salud, el culturismo, el fitness, la buena alimentación y los suplementos alimenticios».

«Es importante pensar en tu cuerpo y entrenar cada día», ha insistido el actor, de 72 años, que mantiene una estupenda forma física y sigue siendo un hombre de grandes dimensiones y movimientos rígidos, perfecto para el papel de Terminator, un robot creado para exterminar.

En su opinión, el deporte «no es excluyente» y «cualquiera puede dedicarse» porque «lo importante no es ser el mejor, sino dar lo mejor de ti mimo».

«Soy un gran admirador de Messi y de muchos otros grandes deportistas, pero mi principal admiración va dirigida a las miles de personas que entrenan cada día y dan lo mejor de sí mismas, aunque no lleguen arriba de todo», ha concluido. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here