Santo Domingo.- El abogado David Solano, que representa al único detenido hasta ahora por el incidente en el que el expelotero de Grandes Ligas David Ortiz resultó herido de bala la noche del domingo en un bar de la zona oriental de Santo Domingo, afirmó este martes que no ha podido ver ni hablar con su defendido.


El letrado habló ante los medios de comunicación que aguardan en el exterior la Fiscalía de Santo Domingo Este, dependencia que tiene previsto solicitar esta tarde medidas de coerción contra Eddy Vladimir Féliz García, de 25 años.

Solano afirmó ante los medios de comunicación allí congregados que «ni el Ministerio Público ni la Policía» le han permitido ver al detenido ni hablar con él, y denunció que, aunque «él ha declarado, aún no sabemos qué declaró ni de qué lo imputan» porque «todavía no han presentado la acusación».

«No he hablado con él en ningún momento», reiteró el letrado, que avanzó que no descarta solicitar un aplazamiento, ya que no ha podido leer el expediente ni sabe de qué lo están acusando, explicó a la prensa.

Tras permanecer largo rato en el estacionamiento de la Fiscalía de Santo Domingo Este, el vehículo policial que transportaba al imputado abandonó las instalaciones por petición de su defensor, para salvaguardar la integridad física Féliz García, visiblemente magullado, ya que temen una agresión por parte de otros reos que están en esas dependencias.

La madre del detenido, Justina García, también esperaba en el exterior de la Fiscalía de Santo Domingo Este y, abordada por los medios de comunicación, dijo que «yo lo que quiero es que me lo dejen ver. Estoy muerta por dentro» tras ver la imágenes que muestran como lo golpean personas que estaban en el lugar de los hechos.

Además, insistió en defender la inocencia de su hijo, señalando que «él es motoconchista» y «muy fanático de David Ortiz; yo también soy admiradora».

Ortiz recibió un disparo a quemarropa por la espalda el pasado domingo por la noche cuando se encontraba junto al comunicador Jhoel López, que resultó herido en una pierna, mientras compartían junto a otras personas en un bar cercano a la avenida Venezuela, en el municipio Santo Domingo Este.

El autor del disparo logró huir del lugar tras el ataque, mientras que Féliz García, que lo acompañaba, fue capturado y golpeado por varios de los presentes en el bar, por lo que tuvo que ser atendido en un centro sanitario y, después de recibir el alta, fue entregado a las autoridades.

El expelotero fue sometido a una intervención quirúrgica de varias horas en la clínica Abel González de la capital dominicana donde se le extirpó parte del intestino delgado, del grueso y la vesícula, desde donde fue trasladado en la tarde del lunes hacia la ciudad de Boston (EE.UU.), en un avión ambulancia.

En la ciudad estadounidense, donde fue sometido a una segunda operación, lo atienden sus médicos y los del equipo Medias Rojas de Boston, con el que conquistó tres títulos de Serie Mundial, incluyendo la de 2013 donde fue elegido el Jugador Más Valioso. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here