Santo Domingo, (EFE).- El Ministerio Público depositó este miércoles acusación formal contra los imputados en la presunta red de corrupción Coral, en la que figuran los generales Adán Cáceres y Juan Carlos Torres Robiou, ambos en prisión.

La acusaciones, que fusiona los expedientes de los casos Coral y Coral 5G, incluye 48 imputados y cuenta “con 3,268 páginas, más de 3,500 pruebas, más de 4000 pruebas testimoniales”, dijo a la prensa a fiscal Mirna Ortiz.

De acuerdo con la representante del Ministerio Público, “hay nuevos imputados, personas físicas y jurídicas”, por lo que podrían producirse nuevos arrestos.

El grupo está acusado de defraudar 4,000 millones de pesos al Estado y de haber adquirido bienes por 2,000 millones de pesos “fruto de lo sustraído” en el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), que dirigía Cestur, y en el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), a cargo de Torres Robiou.

Pero también, afirmó Ortiz, recursos sustraídos del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), institución que estuvo dirigida entre abril y agosto de 2020 por Greybby Cuello, esposa del general Torres Robiou.

Según las investigaciones, el Cestur y el Cusep incluían en sus nóminas a personas que no prestaban servicio, pero cobraban, aunque en realidad el dinero terminaba en manos de los altos mandos de esos organismos.

Al grupo se le imputan los delitos de asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego.EFE

mf/mp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí