Santo Domingo,  (EFE).- República Dominicana solicitó este domingo a Haití dar inicio a una “inmediata investigación” para la liberación “sano y salvo” del consejero agrícola de la embajada dominicana en Puerto Príncipe, Carlos Guillén Tatis, quien habría sido secuestrado el viernes pasado en la nación fronteriza.

El Gobierno dominicano emitió un comunicado en el que aseguró que su embajador en Haití, Faruk Miguel Castillo, dirigió una comunicación al Ministerio de Asuntos Extranjeros haitiano, en la que denuncia que Guillén Tatis habría sido víctima de secuestro en el área de Croix-des-Bouquets, mientras se dirigía vía terrestre al municipio dominicano de Jimaní.

La comunicación del embajador Castillo establece que solicitaba la investigación a las autoridades haitianas por instrucciones del Gobierno dominicano, impartidas por el canciller Roberto Álvarez.

La información precisó que Castillo también hizo llegar a la Cancillería haitiana una comunicación en la cual la embajada dominicana en Haití denuncia la desaparición de Guillén Tatis ante la Dirección Central de la Policía Judicial haitiana.

En esa documentación también se entregó una captura de pantalla de las últimas llamadas recibidas desde el teléfono del consejero agrícola cuyo paradero es desconocido.

Castillo dijo en su comunicación que la solicitud para que Guillén Tatis sea liberado sano y salvo se ampara en los artículos 25 y 26 de la Convención de Viena de 1961.

Medios de prensa dominicanos destacaron hoy que familiares del diplomático afirmaron que este viajaba en compañía de otra persona que en principio había sido retenida, pero luego liberada.

En Haití los secuestros están a la orden del día ejecutados por bandas armadas que dominan territorios del país, principalmente de Puerto Príncipe.

Recientes enfrentamientos entre los grupos armados 400 Mawozo y Chen Mechan por el control de áreas de la capital haitiana han causado la muerte de al menos 20 civiles y el desplazamiento de cientos de personas que han huido de las barriadas de Butte Boyer, Croix-des-Missions, Pantano y Mapou, convertidas en campo de batalla.

Haití atraviesa una crisis en prácticamente todos los órdenes, agravada con el magnicidio en julio de 2021 del presidente Jovenel Moise.

En febrero pasado, el presidente dominicano, Luis Abinader, dejó iniciados los trabajos de construcción de la primera etapa de la “verja fronteriza inteligente” entre ambos países que, según el mandatario, beneficiará a las dos naciones porque regulará los flujos transfronterizos comerciales y migratorios, enfrentará el contrabando, el tráfico de estupefacientes y garantizará la seguridad.

República Dominicana y Haití comparten una frontera de algo menos de 400 kilómetros.EFE

rsl/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí