Santo Domingo, (EFE).- Cientos de chóferes de concho protestaron este jueves en la avenida Charles de Gaulle, por la que se les impide circular desde la inauguración del corredor de transporte que discurre por esa vía, en la que efectivos de las fuerzas de seguridad han retenido varios vehículos.

La requisa de los carros de concho por parte de agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) fue el detonante de este nuevo conflicto, que llevó a la militarización de la zona y a enfrentamientos entre agentes de las fuerzas de seguridad y los chóferes.

Los conductores se movilizaron, afirmando que quieren trabajar y que para recuperar las unidades incautadas tienen que pagar multas de hasta 30,000 pesos, cantidad que aseguran no poder asumir ya que con la imposibilidad de dar servicio en el corredor se han visto privados de la que ha sido su entrada de dinero.

De manera espontánea, los chóferes iniciaron una marcha a pie hacia el Palacio Nacional para pedir al presidente Luis Abinader para que busque una situación que afecta a los choferes de concho.

Al grito de “choferes unidos jamás será vencidos”, los manifestantes se dirigen a la sede del Gobierno, bajo la atenta vigilancia de las fuerzas policiales y militares, por la avenida Hermanas Mirabal de Villa Mella y la Máximo Gómez del Distrito Nacional.

El corredor de la Charles de Gaulle ha generado conflictos desde su entrada en funcionamiento el pasado 28 de marzo, habiéndose registrado ataques a los nuevos autobuses que circulan por la vía, el último de ellos el pasado viernes, y a resultas de cual dos pasajeras de una de las unidades resultaron heridas.

El corredor cuenta con una flotilla de 94 autobuses de 90 pasajeros y 69 paradas que, a lo largo de 17 kilómetros da servicio a más de 40,000 personas cada día. EFE

mmv/mf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí