La Habana, – La batalla para sofocar un incendio de grandes proporciones en Minas de Matahambre, de la provincia cubana Pinar del Río (oeste), continúa este miércoles por segundo día consecutivo, con daños a 200 hectáreas de bosques, de acuerdo con cálculos preliminares.

Una masa compacta de bosque dificulta el acceso de las fuerzas del Cuerpo de Guardabosques de Cuba (CGB) y trabajadores agroforestales a las llamas, que se desataron al anochecer del lunes en una zona conocida como El paso del Cuero, explicó el segundo jefe del CGB en el territorio, Andy Luis Valle.

“Nos auxiliamos de trochas contrafuego a partir del empleo de equipos pesados que constituyen la única vía de acceder al sitio donde predomina una población de pinos Caribaea con más de 25 años”, relató el especialista a la agencia estatal Prensa Latina.

Valle indicó que hay una elevada carga de material combustible que contribuye a la propagación del incendio, favorecido también por vientos que sobrepasan los 25 kilómetros por hora.

El pasado marzo, se desató un incendio forestal de grandes dimensiones en el área montañosa conocida como Arroyo del Infierno, en Pinar del Río, que devastó más de 250 hectáreas de bosques.

Entre 2011 y 2019, Pinar del Río, la provincia de mayor superficie boscosa de Cuba, ha sido también el área más castigada por los incendios.

Cerca de la mitad de la superficie de esta provincia está cubierta por bosques, con gran presencia del pino Caribaea.

En este territorio se registraron 51 incendios forestales en 2021, con la pérdida de 214 hectáreas de bosques.

En Cuba, el período crítico de incendios forestales es del 1 de enero al 31 de mayo, coincidente con la época de mayor sequía. Ello representa una amenaza para la biodiversidad del país, con más de 4 millones de hectáreas de bosques.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí