Teherán,- Una masiva feria de Teherán trata de explicar todo lo explicable acerca del Corán, con expertos, calígrafos, editoriales y hasta videojuegos, con la figura del asesinado comandante iraní Qasem Soleimaní de fondo.

La Feria Internacional del Sagrado Corán de Teherán cuenta con 900 expositores repartidos en 40.000 metros cuadrados y durante las últimas dos semanas de Ramadán acercará aún más el libro sagrado del islam a los 10.000 visitantes diarios que esperan sus organizadores.

El masivo evento aborda el Corán desde todos los puntos de vista imaginables: caligrafías, libros para niños, teatro infantil, arte, estudios coránicos, editoriales, conferencias, exposiciones o videojuegos que tratan el tema de una forma u de otra.

“Para los iraníes la religión es muy importante y tiene mucho valor”, dice a Efe el director adjunto de Relaciones Públicas del evento, Alireza Moradí.

“La gente se entusiasma con la feria”, asegura Moradí, quien indica que se está considerando hacerla permanente ante el interés que despierta.

Quizás unos pocos de cientos de visitantes se pasean por la feria el día de su inauguración, curioseando los retratos de Soleimaní, las caricaturas del expresidente estadounidense Donald Trump o de príncipes saudíes.

Algunos puestos muestran artesanía con inscripciones coránicas, mientras que en otros calígrafos escriben versos del libro sagrado.

En un rincón, se escenifica una obra de teatro para niños en la que un clérigo comparte el escenario con una persona disfrazada de elefante.

OCCIDENTE E ISLAM

En un amplio puesto se muestra el “choque” de las culturas occidentales e iraníes, con “malos” ejemplos de la primera y “buenos” de la segunda.

Así, en un pared se ven superhéroes como Spiderman, Iron Man o la Masa y personajes como Papa Noel, entre otros.

“La mayoría de estos personajes no tienen familia, mantienen relaciones con chicas sin estar casados o son homosexuales”, dice a Efe Mahdi Kalantarí, encargado del puesto

“Son malas influencias”, asegura.

Contrapuestos a esos personajes del mundo occidental se muestran los iraníes, como son Soleimaní y científicos nucleares asesinados durante los últimos años.

SOLEIMANÍ

La figura de Soleimaní, exjefe de la Fuerza Quds (Jerusalem), cuerpo responsable de las operaciones en suelo extranjero de los Guardianes de la Revolución iraní (IRGC), sobrevuela todo el evento.

El cártel promocional de la feria muestra al excomandante con una beatífica sonrisa sosteniendo un Corán.

Además, su imagen es omnipresente junto a las del líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y al fundador de la República Islámica, el ayatolá Ruholá Jomeiní, en la Mezquita Mosalla, sede del evento.

Muerto en un bombardeo de un dron estadounidense el 3 de enero de 2020 en Bagdad, el militar es también el protagonista de un videojuego en el que los jugadores son sus soldados en una misión en Siria contra el Estado Islámico.

“Este juego muestra el sacrificio de Soleimaní hacia el pueblo”, explica Mahdí Yafarí Youzaní, de la compañía Monadian, productora del videojuego.

Youzaní sostiene que los videojuegos son un buen medio para llegar a los adolescentes y además del de Soleimaní cuentas con dos juegos más sobre figuras históricas del chiísmo.

MODA

También hay espacio para la moda en la sección “Castidad y Hijab”, donde donde casi todo el protagonismo lo acapara el chador, una prenda negra que se coloca en la cabeza y cubre todo el cuerpo salvo el rostro.

“Nuestro objetivo es que más mujeres lleven chador”, dice a Efe Hanie Nil en su puesto de venta de estas prendas.

Nil afirma que hay grandes diferencias entre diferentes modelos de chador, algo no evidente para el ojo no entrenado.

“Unos tienen un corte ancho y otros más ajustado. Hay telas coreanas, japonesas…” explica.

En la feria no hay sección de ropa masculina.

VISITAS

Los organizadores esperan unos 10.000 visitantes diarios, pero en el día de la inauguración el público está lejos de ese número.

“Quiero comprar alguna artesanía con escritos del Corán para decorar mi casa”, dice a Efe Maryan, una visitante de 35 años que viene acompañada de su marido y su hija de cinco años.

“Es muy entretenida”, dice acerca de la feria.

Jaime León

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí