El capitán Vasyl Kravchuk sonríe con facilidad pese a haber soportado 50 días de guerra.

Se conecta a la videollamada para hacer esta entrevista desde su base aérea, en un lugar no revelado de Ucrania.

Sabe que las próximas semanas no le concederán ninguna tregua. Puede que Rusia haya sufrido un revés en sus intentos fallidos de tomar Kiev, pero la región oriental del Donbás se encuentra ahora muy firmemente en el punto de mira de Moscú.

Así que los hombres y mujeres de la Brigada de Misiles Antiaéreos de Dnipró seguirán desempeñando un papel clave en la próxima fase de la guerra.

Defender los cielos de Ucrania de los ataques rusos ya está siendo todo un desafío. Como le dijo a la BBC un oficial de defensa aérea ucraniano, es como tratar de usar un matamoscas gigante con grandes agujeros.

“No podemos cubrir todo el espacio aéreo”, explica el capitán Kravchuk.

El hecho de que se siente a hablar con nosotros es algo notable, especialmente teniendo en cuenta que “muchas instalaciones de defensa aérea fueron destruidas total o parcialmente” en los primeros días de la guerra.

Es inusual que las fuerzas ucranianas admitan públicamente que sufrieron pérdidas significativas en las primeras etapas de la guerra.

Pero a pesar de estas pérdidas, las defensas aéreas que sobrevivieron todavía se han utilizado con buenos resultados.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-61118532

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí