Roma,- El Ministro de Exteriores italiano, Luigi di Maio, afirmó que “Italia no tiene los elementos para verificar si se está produciendo un genocidio en Ucrania”, aunque añadió que “las atrocidades” cometidas por el Ejercito ruso “están bajo nuestros ojos, como la muerte de niños y la muerte de civiles”.

Así respondió el jefe de la diplomacia italiana a la pregunta sobre si se está perpetrando un genocidio en Ucrania como dijo el presidente estadounidense, Joe Biden, una afirmación no compartida, por ejemplo, por el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron.

En una entrevista en la emisora pública Radio Rai1, Di Maio agregó que “a través de la Unión Europea proporcionaremos todas las pruebas a nuestro alcance para verificar si ha habido crímenes de guerra en Ucrania, verificar a todos los responsables”.

“Lo que hemos visto en Bucha y Krematorsk y que lamentablemente veremos en otros lugares es atroz, aterrador y tendremos que llevar a los responsables ante la justicia internacional”, agregó el titular de Exteriores.

En materia de diálogo diplomático a favor de la paz, el ministro insistió en la necesidad de continuar con los corredores humanitarios aunque constató que “Putin no expresa intenciones de paz y por ello es necesario mantener el proceso de sanciones contra Rusia”.

A la pregunta sobre la posibilidad de la ampliación de la OTAN a los países bálticos, Di Maio explicó que “otros países que están en la frontera con Rusia o en el este ven lo que está pasando en Ucrania como una amenaza para ellos mismos. Países como Finlandia y Suecia están muy cerca de las tropas rusas y ahora hay ciudadanos que le piden a su gobierno que se una a la OTAN porque la OTAN es una alianza defensiva”.

Sin embargo, el ministro italiano explicó que ahora es el momento de pedir que se detenga la guerra. “Necesitamos reiniciar el proceso de diálogo entre Ucrania y Rusia”, dijo.

Di Maio deseó que se pueda concretar una tregua durante la Pascua ortodoxa que inicia la semana próxima. “Estamos trabajando en ello porque es la única forma de evacuar del este de Ucrania, donde se intensifican los combates, a los civiles, vaciar orfanatos y alejar a los niños de las bombas rusas”, agregó.

También confirmó que durante estos días se trabajará para volver a restablecer la embajada italiana a Kiev después de que se había desplazado a Leópolis.

El ministro elogió la capacidad de acogida italiana, ya que en estos días se han superado los 90.000 refugiados ucranianos que han llegado al país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí