Moscú.- Las tropas rusas solo regresarán a sus guarniciones cuando exista una necesidad objetiva para ello, y dependerá en gran medida de las acciones de Occidente, afirmó hoy el jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Bielorrusia, Víktor Gulévich, quien recalcó que la decisión lo tomarán Minsk y Moscú cuando proceda.

“Las unidades de las Fuerzas Armadas rusas regresarán a sus puntos de despliegue permanente solo cuando exista una necesidad objetiva para ello, y cuando lo determinemos nosotros mismos. Este es puramente nuestro asunto interno”, señaló, después de que Rusia prolongara la permanencia de sus soldados en territorio bielorruso.

En una sesión informativa con 22 agregados militares de 20 países acreditados en Minsk, el general afirmó que la retirada de los soldados rusos “en gran medida, también dependerá de nuestros colegas occidentales”.

“Las fuerzas y los medios que se desplegaron en la región de Europa del este, incluso cerca de la frontera estatal de la República de Belarús, es uno de los factores que influyen en el desarrollo ulterior de la situación”, recalcó Gulévich.

Por lo tanto, agregó, “Bielorrusia tiene derecho a exigir la retirada de las agrupaciones de tropas estadounidenses y países miembros individuales de la OTAN de las fronteras de la República y del Estado de la Unión” que conforma con Rusia, y verificar esos soldados “mediante medidas de verificación”.

Rusia y Bielorrusia decidieron el domingo mantener la presencia de soldados rusos –unos 30.000, según la OTAN– “en relación con el aumento de la actividad militar cerca de las fronteras exteriores del Estado de la Unión y el empeoramiento de la situación en el Donbás”, donde en los últimos días se ha recrudecido la tensión militar en un conflicto armado que estalló en 2014.

Gulévich recalcó que Minsk considera que la política de expansión de la OTAN hacia el este “es agresiva e injustificada”.

“No garantiza la estabilidad en la región de Europa del este, sino que, por el contrario, aumenta la probabilidad de conflicto armado”, sostuvo.

En su opinión, las tensiones aumentan, pero éstas no son provocadas desde el territorio de Bielorrusia.

“Todo esto llevó a la necesidad de un conjunto de medidas para disuadir tales manifestaciones agresivas y la amenaza del uso de la fuerza contra la República de Bielorrusia y el Estado de la Unión en su conjunto”, resumió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí