Nueva York,- El diseñador estadounidense Michael Kors propuso este martes una colección de otoño-invierno inspirada en una glamurosa noche de concierto en la Gran Manzana, con una pasarela amenizada con la música en vivo del cantante Miguel.

Kors es uno de los primeros espadas de la moda “made in USA” en una “Fashion Week” neoyorquina que cada vez gira más hacia el talento emergente, por lo que su desfile, que puso el broche a la penúltima jornada de la cita, era uno de los más esperados.

La propuesta fue clásica en los colores de una paleta neutra en negro, blanco o béis a la que se sumaron estallidos de amarillo, coral o fucsia; en los estampados, de leopardo o Príncipe de Gales; y las texturas, en piel de serpiente, cuero y pelo.

Para el día, el diseñador apostó por la comodidad elegante, usando el punto de lana en jerséis de cuello alto combinados con pantalones rectos y abrigos de paño desestructurados y envolventes, mientras que reservó un estilo rockero para las ocasiones especiales.

“Soy de Nueva York y nada puede superar la emoción y energía de la ciudad por la noche. Creo que ahora, más que nunca, sin importar dónde estás, todo el mundo echa de menos pasar una noche por ahí y salir de casa con estilo”, dijo el modisto a varios medios.

Destacaron varios conjuntos de minifalda o pantalón con chaqueta entallada y con anchas solapas, algunas adornadas con pelo, y que aparecían combinadas con botas de piel anchas hasta la rodilla o ajustadas hasta la mitad del muslo.

La línea evolucionó hacia lo sensual, con vestidos cortos y fruncidos que dibujaban la silueta femenina en tonos metalizados oro y plata; con asimetrías que dejaban un brazo tapado y el otro no, y cortes que dejaban ver la piel a la altura de la costilla.

El espectáculo contó con dos de las modelos del momento, las hermanas Gigi y Bella Hadid, que cerraron el desfile con vestidos de noche largos, ajustados y sencillos pero sexis, recubiertos completamente de lentejuelas que brillaban como un disco de vinilo.

Al acabar el “show”, Kors salió al escenario a abrazar a Miguel, ganador del Grammy gracias a su mezcla de géneros R&B, rock y pop, y también se dejó ver con el nuevo alcalde de la ciudad, Eric Adams, quien con su asistencia envió un mensaje de apoyo al sector.

El veterano modisto, que recientemente celebró sus 40 años de carrera, atrajo a numerosas celebridades en primera fila, como la actriz Blake Lively o Ariana DeBose, e incluso sobre la pasarela, donde sorprendió ver a la “influencer” Emily Ratajkowski.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí