Seúl,- Corea del Norte dijo hoy que su último proyectil lanzado la víspera fue un misil balístico de medio largo alcance (IRBM) Hwasong-12, que no testaba desde 2017, y que completa el mayor número de pruebas armamentísticas del régimen en un mes.

La agencia estatal norcoreana KCNA informó este lunes de que el misil Hwasong-12 lanzado ayer “confirma la precisión, la seguridad y la efectividad” del sistema en desarrollo.

La agencia norcoreana especificó que la prueba “tuvo lugar con el sistema de lanzamiento de mayor ángulo desde la zona noroeste del país hacia las aguas”, como “consideración a la seguridad de los países vecinos”, algo que también afirmó en mayo de 2017 cuando por primera vez probó este tipo de armamento.

Esto confirma la evaluación del Estado Mayor Conjunto surcoreano y del ministerio de Defensa japonés, que consideraron que el proyectil del domingo se trataba de un misil de medio largo alcance, un tipo de test que vulnera las resoluciones de Naciones Unidas.

El ejército surcoreano detectó el lanzamiento a las 7:52 hora local del pasado domingo (22:52 GMT del sábado), desde la provincia norteña de Jagang, fronteriza con China, desde donde el Norte también lanzó los misiles aparentemente “hipersónicos” en septiembre de 2021 y los pasados días 5 y 11 de enero de este año.

El proyectil de la víspera viajó 800 kilómetros este hacia el mar de Japón, llamado mar del Este en las dos Coreas, y habría alcanzado una altitud máxima de 2.000 kilómetros sin llegar a entrar en aguas de la zona económica exclusiva nipona ni reportar daños, según confirmó el Gobierno japonés.

El Hwasong-12 no había sido probado desde septiembre de 2017 y el disparo de ayer representa el de mayor alcance efectuado por el régimen norcoreano desde noviembre de 2017, cuando lanzó un misil balístico intercontinental (ICBM).

Este tipo de misil balístico de medio largo alcance (IRBM) acrecienta el temor a que Pionyang ponga fin a la moratoria sobre misiles balísticos intercontinentales y pruebas nucleares.

El lanzamiento ha sido condenado por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y por el primer ministro nipón, Fumio Kishida, al mismo tiempo que el ejército de EE.UU. ha instado a Pionyang a que se abstenga de actos “desestabilizadores”.

Este último lanzamiento es el séptimo del régimen en lo que va de enero y año, y el último de una serie inusual de pruebas en un mes, en el que ha disparado misiles de crucero, misiles de corto alcance y supuestamente hipersónicos, después de que el líder Kim Jong-un abriese el Año Nuevo con un mensaje que instaba a reformar las capacidades defensivas del país.

El diálogo sobre desnuclearización se encuentra estancado y la escalada de provocaciones de Pionyang ha tenido como respuesta de Washington nuevas sanciones a ciudadanos norcoreanos, y el Consejo de Seguridad de la ONU ha reclamado presionar más al país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí