Redacción deportes,- Los Cincinnati Bengals vencieron este domingo 27-24 a los Kansas City Chiefs en tiempo extra en la final de la AFC y regresaron al Super Bowl luego de 33 años, que jugarán ante el ganador de los 49ers y los Rams.

La ocasión más reciente en que Cincinnati jugó por el campeonato de la NFL fue en el Super Bowl XXIII del 22 de enero de 1989.

Los Bengals, ahora campeones de la Conferencia Americana, dejaron en el camino a los Titans y a los Chiefs, número uno y dos de la AFC, respectivamente.

El pasador de Cincinnati, Joe Burrow, de 25 años, ganador del trofeo Heisman en 2019, que se otorga al mejor jugador universitario, remontó una desventaja de 18 puntos en un juego que terminó con 250 yardas, dos pases de anotación y una intercepción.

Por los Chiefs, Patrick Mahomes, 26 años, no pudo llevar a su equipo a su tercer Super Bowl consecutivo. Acabó el partido con 275 yardas, tres TD y dos intercepciones.

Kansas City dominó la primera mitad desde la serie inaugural en la que recorrió 84 yardas en 12 jugadas y anotó con el primer pase de TD del juego de su mariscal de campo para Tyreek Hill.

A diferencia del duelo divisional en el que la línea ofensiva de Cincinnati permitió nueve capturas de su pasador, ahora Burrow no fue atrapado en la primera mitad, a pesar de eso le costó hacer funcionar su ataque, que obtuvo tres puntos en su primera serie.

De nuevo en el campo, Patrick Mahomes volvió a arrastrar a la defensiva visitante, ahora por 75 yardas hasta encontrar en las diagonales al ala cerrada Travis Kelce que los colocó arriba 3-14.

El equipo del entrenador Andy Reid se mantuvo incontenible con otra ofensiva larga, 67 yardas, que Mahomes concluyó con envío de TD a Mecole Hardman para distanciarse 3-21.

Los Bengals lograron acercarse 10-21 en su última seria de la primera mitad con un pase de Joe Burrow para Samaje Perine.

En el tercer cuarto el ataque de Cincinnati al fin estableció una serie consistente, pero el ala defensiva Melvin Ingram capturó a Burrow por primera vez en el juego, una jugada después le bloqueó un pase que obligó a Bengals a conformarse con un gol de campo, 13-21.

Fue la defensiva de la escuadra del “coach” Zac Taylor la que impulsó a su ofensiva gracias a un pase interceptado del liniero Bobby Hill, que Burrow, de vuelta en el campo, aprovechó con un envío de anotación para Ja’Marr Chase que igualó el duelo 21-21.

Los ajustes que el coordinador defensivo Lou Anarumo de los Bengals realizó frenaron las cinco series ofensivas que los Chiefs tuvieron hasta la mitad del cuarto periodo y eso lo capitalizó la ofensiva con otro gol de campo para dar la vuelta al marcador 24-21.

Con seis minutos por jugar, Mahomes volvió al terreno y montó un ataque en la que recorrió 49 yardas, y dejó dos segundos en el reloj para que su pateador consiguiera el empate 24-24.

En la primera serie de los Chiefs en tiempo extra, Mahomes sufrió una intercepción de Vonn Bell, error que Burrow aprovechó para acercar el balón a distancia de gol de campo.

El novato Evan McPherson, de 22 años, consiguió el triunfo con una patada de 42 yardas que dejó el marcador 27-24.

El Super Bowl LVI se jugará el próximo 13 de febrero en el SoFi Stadium ubicado en Inglewood, California, entre los Bengals y el vencedor del duelo entre los 49ers y los Rams que juegan más tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí