Naciones Unidas.- El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió hoy que se respeten los derechos humanos en Birmania, coincidiendo con el primer aniversario del golpe de estado en el país asiático, el próximo 1 de febrero.

“Las fuerzas armadas y todas las partes involucradas deben respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales”, dijo Guterres, citado en un comunicado de su portavoz Farhan Haq.

Con motivo de esta fecha, Guterres ha vuelto a mostrar su apoyo “al pueblo birmano, a sus aspiraciones democráticas a una sociedad inclusiva y a la protección de todas las comunidades, incluidos los rohinyá”.

“En el último año, se ha producido una intensificación de la violencia, un empeoramiento de las crisis humanitarias y de los derechos humanos y un rápido aumento de la pobreza en Myanmar”, subrayó el secretario general de la ONU, antes de instar a una “respuesta urgente” ante la situación en el país.

El pasado viernes, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, también hizo un llamamiento desde Ginebra a la comunidad internacional para que aumente la presión sobre el Ejército birmano para que acabe con su violenta represión y reinstaure el poder civil.

Al menos 1.500 personas han sido asesinadas por las fuerzas de seguridad de Birmania (Myanmar) desde el golpe del 1 de febrero de 2021, una cifra que según la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos que dirige Bachelet no incluye a miles de fallecidos a causa de la intensificación de los conflictos internos.

“El pueblo birmano ha pagado un alto coste en vidas y libertades, y continúa abogando sin descanso por la democracia”, subrayó la alta comisionada en un comunicado donde pidió a los Gobiernos unirse al llamamiento por “una restauración de los derechos humanos y la democracia en Birmania”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí