Ciudad de Panamá,- El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli no acudió por una “incapacidad médica” este jueves al inicio de la audiencia preliminar por el caso de la supuesta compra irregular de un conglomerado de medios y presentó una serie de recursos en un intento por evitar el proceso judicial, que implica a una veintena de imputados, todos acusados de blanqueo.

En esta audiencia, que se extenderá hasta el próximo lunes, la titular del Juzgado Tercero Liquidador de Causas Penales, Baloisa Marquínez, decidirá quiénes de las 26 personas que la Fiscalía pide sean llevadas a juicio finalmente enfrentarán el proceso por el caso conocido como “New Business”, que involucra más de 43 millones de dólares supuestamente mal habidos según las investigaciones.

Ronier Ortíz, uno de los abogados del expresidente panameño (2009-2014), dijo que Martinelli no acudió a la audiencia amparado en una incapacidad médica, cuyo tiempo de vigencia no especificó, relacionada con una operación de la columna que se practicó el año pasado.

Por esa misma operación, Martinelli, de 69 años y presidente del naciente partido Realizando Metas (RM), presentó una incapacidad médica en junio de 2021, lo que retrasó el inicio de la repetición de un juicio en su contra por la interceptación ilegal a las comunicaciones de más de 150 personas durante su Gobierno, en el que fue absuelto.

La defensa del expresidente también apeló al polémico fuero electoral que arropa a los políticos panameños en determinados casos, como la realización de elecciones partidarias, pero ese argumento fue rechazado por la jueza tras confirmar con el Tribunal Electoral que la campaña interna del partido RM comenzará el próximo viernes y “no hoy”, dijo a Efe una fuente judicial.

Otro recurso del que echó mano la defensa de Martinelli en un intento por paralizar la audiencia fue reclamar la aplicación del principio de especialidad con base en el cual EE.UU. autorizó la extradición del exgobernante a Panamá en 2018 para ser juzgado solo por el caso de escuchas ilegales.

Martinelli huyó en 2015 de Panamá y fue detenido en Miami (EE.UU.) en junio de 2017 tras un pedido de extradición por el caso de las interceptaciones ilegales. Luego de librar durante un año una batalla legal fue entregado a la Justicia panameña.

El fiscal Contra la Delincuencia Organizada del Ministerio Público (MP, Fiscalía), Emeldo Márquez, dijo que el incidente en relación con el principio de especialidad fue rechazado por el tribunal, al considerar que ya había sido resuelto anteriormente.

Esta audiencia preliminar estaba programada inicialmente el pasado noviembre, pero se pospuso para la fecha alterna del 27, 28 y 31 de enero a solicitud de varios abogados de los acusados.

El caso “New Business” está relacionado con la compra de un conglomerado de medios Grupo Editorial Epasa en 2010 mediante un supuesto blanqueo de capitales que involucró una decena de bancos locales, de Suiza, China y EE.UU.

Según las investigaciones, se transfirieron en un complejo esquema 43,9 millones de dólares para comprar el conglomerado, monto del que hasta 2019 se había logrado recuperar “9,2 millones en acciones”, ha dicho la Fiscalía.

Martinelli, quien arrastra imputaciones por diferentes casos de corrupción, entre ellos las coimas de Odebrecht, mantiene las medida cautelares de prohibición de salida del país.

El exmandatario ha sostenido anteriormente que este y otros casos son una “persecución política” en su contra.

Martinelli tiene dos hijos presos en EE.UU. en espera de sentencia tras haber confesado que aceptaron sobornos millonarios de Odebrecht como intermediarios de un tercero, hasta ahora solo identificado como un alto funcionario entre 2009 y 2014 y familiar suyo.

El expresidente Martinelli también es investigado en España en un caso de corrupción por sobornos que la constructora española FCC confesó haber pagado en Panamá. o)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí