Madrid,- El director general de Hyundai España, Leopoldo Satrústegui, ha asegurado hoy que para este año se han fijado unas ventas superiores a las 60.000 unidades, lo que supone un crecimiento de más del 5 % respecto a 2021.

En la presentación de resultados del año pasado, un ejercicio que ha calificado de “excelente”, ha destacado que esas ventas se superarán seguramente “sin ningún problema”, pero que prefiere ser “cauto”, ya que la previsión de crecimiento del mercado general es de entre el 10 y el 15 %, dependiendo de los expertos.

Para este año el objetivo es mantener lo ganado (el año pasado Hyundai acabó 5º en ventas, dos puestos más, con 57.508 unidades) y consolidar la marca, cuya rentabilidad de la red comercial será superior al 2,1 % (falta el dato de diciembre), con lo que se situará a niveles de 2019.

De la rentabilidad para 2022 ha indicado que el objetivo es que llegue al 2,3 % y que la cuota de mercado, que el año pasado fue del 6,7 %, se sitúe en los próximos años en el 7,5 %.

LA FALTA DE CHIPS SEGUIRÁ ESTE AÑO

Pero todas esas cifras, ha destacado, dependerán de cómo evolucione la marca y su producción, porque Hyundai “no está libre de problemas de falta de chips”, lo que ha sucedido es que lo ha gestionado “mejor” que otras marcas.

El problema es -ha precisado- que nadie sabe cuándo acabará el desabastecimiento de chips, los expertos hablan de que durante el primer semestre continuará la tensión y que se aliviará en la segunda parte del año, aunque las últimas noticias hablan de que se mantendrá en 2023, ha recordado.

Polo Satrústegui también ha dicho que este año Hyundai se centrará en la ecomovilidad, ya que la marca surcoreana anunció en su momento una inversión de 45.000 millones en electromovilidad.

EL PLAN MOVES ESTÁ FUNCIONANDO, PERO ES MEJORABLE

Sobre el Plan Moves III para eléctricos e híbridos enchufables ha considerado que está funcionado bien, pero que es mejorable.

Lo que ha propuesto es que se vuelva a la centralización de los fondos, para evitar retrasos en las convocatorias por parte de las comunidades autónomas, que las ayudas recibidas no computen en el IRPF o que no se exija un coche para achatarrar en la compra de un eléctrico para obtener una mayor subvención.

No obstante, ha estimado que en 2022 será el año del coche eléctrico, ya que las eléctricas están apostando por la red de infraestructura, para la que el Gobierno ha aprobado que baste una declaración de responsabilidad en vez de una autorización y se reduzcan así los plazos para su puesta en marcha.

De los coches de combustión interna, que actualmente no reciben ayudas para su renovación, ha asegurado que falta un plan de descarbonización que permita que se retiren de la circulación los de 12 y 13 años que se siguen vendiendo y se sustituyan por otros más eficientes.

HAY ESCASEZ DE USADOS

Entretanto, ha advertido de que seguirán faltando en el mercado usados seminuevos de entre 3 y 5 años, aunque la previsión es que eso cambie este año, para lo que están trabajando con las empresas de renting con el objetivo de que usen a la red comercial de Hyundai para que la usen como canal de venta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí