Roma.- Dos trabajadores sanitarios han sido detenidos en Nápoles (sur de Italia) por fingir el suministro de la vacuna contra el coronavirus y vender certificados anticovid falsos a 150 euros cada uno, informó hoy el Comando de carabineros para la tutela de la Salud.

Los detenidos, un enfermero encargado de la vacunación y un operador social sanitario que trabajaban en un centro médico público de la ciudad, han sido acusados de corrupción de su obligaciones oficiales y falsificación en acto público por la Fiscalía de Nápoles, que se ha encargado de la investigación.

El trabajador social conseguía a los pacientes antivacunas, de los que hasta ahora se han identificado a unos 30 y que pagaban 150 euros por cada dosis, mientras el enfermero simulaba la administración del suero, aunque éste finalmente terminaba en un recipiente usado para poner el algodón.

“Las investigaciones también pusieron de manifiesto que 14 personas, a las que habría sido inoculado falsamente la vacuna, pertenecen a categorías de trabajadores para las cuales la vacunación y el certificado sanitario son obligatorios para el dsempeño de sus funciones”, explicaron los carabineros en un comunicado.

En Italia, uno de los países más estrictos del mundo respecto a las medidas anticovid, los grupos de antivacunas, aunque minoritarios, han protestado masivamente en las calles contra la obligación del pasaporte anticovid, mientras que el 92 % por ciento de la población se ha vacunado con la pauta completa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí