San Juan.- Las autoridades sanitarias de Puerto Rico impusieron una serie de restricciones a los barcos cruceros que atracarán estos días en la isla ante el alza en los contagios de covid-19, lo que ha llevado a la cancelación de algunas rutas.

Los nuevos protocolos exigen que todo pasajero que desembarque debe estar completamente vacunado y contar con una prueba negativa hecha con 48 horas de antelación, lo que es difícil de cumplir por muchos cruceros.

Estas medidas se dan con el objetivo de detener el aumento de los contagios de la covid-19 en la isla y ante los casos detectados en los barcos, según un comunicado publicado por el secretario del Departamento de Salud (DS) local, Carlos Mellado, en su cuenta de Twitter.

«Reconocemos que esto es un medida onerosa para los cruceros y sus pasajeros. Sin embargo, es una acción necesaria ante las circunstancias actuales que vivimos y esperamos que sea una medida temporera con la que podamos reducir los contagios en la isla», enfatizó Mellado.

El titular de Salud indicó que, debido a que se han detectado numerosos casos positivos en los cruceros, su departamento está «emitiendo protocolos más rigurosos para salvaguardar la vida de todos los que nos visitan y la de nuestra gente».

Ante las nuevas normas anunciadas por el Departamento de Salud, ya tres cruceros han cancelado sus llegadas al puerto de San Juan: Symphony of the Seas de Royal Caribbean, considerado el más grande del mundo; Celebrity Edge de Celebrity Cruises y Azamara Quest.

Symphony of the Seas, con una capacidad de hasta 6.680 pasajeros y 2.200 tripulantes, no pudo hacer escala ayer en San Juan y será dirigido a otra isla del Caribe, mientras que Azamara Quest ya está modificando su itinerario para no atracar en la isla el 3 de enero como tenía previsto.

Hasta este lunes, el Departamento de Salud de Puerto Rico había reportado en su portal de estadísticas un promedio diario de 1.745 nuevos casos confirmados y 2.642 probables en la isla, mientras que la tasa de positividad se ubica en el 21,89 %.

Una tasa de positividad -el número de contagios detectados por cada 100 test PCR realizados- inferior al 5 % durante dos semanas seguidas es uno de los criterios epidemiológicos que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para dar por controlada la pandemia.

«La tasa de positividad del COVID-19 se encuentra en el punto más alto de toda la pandemia, por lo que el Departamento de Salud ha estado tomando medidas puntuales en coordinación con el gobernador para controlar los contagios», sostuvo Mellado.

A su vez, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de EE.UU. investigan el brote de los últimos siete días en 68 cruceros en plena época navideña, pese a la vacunación casi total de la tripulación y los pasajeros.

Los contagios en los barcos han llevado también a las autoridades de Colombia, México y Curazao, entre otras, a denegar el desembarco de los pasajeros de varios cruceros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí