Miami.- El superintendente de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade, Alberto Carvalho, recibió este lunes la Cruz de la Orden de Isabel la Católica en una ceremonia encabezada por el cónsul general de España en Miami, Jaime Lacadena.

El rey Felipe VI decidió distinguir a Carvalho, de origen portugués, con esa condecoración «en reconocimiento a su labor para ampliar los programas de educación en español», según informó a comienzos de diciembre la Embajada española en Washington.

«Ha sido un impulsor de la enseñanza bilingüe en Miami y un gran apoyo para nosotros», dijo hoy a Efe Paco García, agregado de Educación en el Consulado español.

La ceremonia tuvo lugar en la residencia del cónsul general de España en Miami.

Esta condecoración es «un honor de toda una vida que comparto humildemente con quienes han dedicado sus carreras a la educación de los niños de nuestras comunidades», escribió en las redes sociales Carvalho cuando supo del reconocimiento real.

El educador anunció la semana pasada que dejará su puesto en Miami para ocuparse del distrito escolar de Los Ángeles, en California, el segundo más grande del país.

El de Miami-Dade, que Carvalho dirige desde 2008, es el distrito escolar más grande de Florida y el cuarto más grande de la nación, con más de 300.000 estudiantes y más de 41.000 empleados, según su web.

La gran mayoría de los alumnos de las escuelas públicas de Miami-Dade son hispanos.

El condecorado logró elevar la tasa de graduación y elevar el nivel de las escuelas que estaban amenazadas con el cierre por tener una baja calificación.

«Así como abro mi corazón a Los Ángeles, nunca lo cerraré a Miami», dijo la semana pasada en una rueda de prensa en el colegio iPrep Academy, del que es director.

Carvalho agregó que su desafío, ahora, es ayudar con el «mismo nivel de energía y dedicación incansable» a una comunidad escolar, la de Los Ángeles, que se enfrenta a los mismos problemas que «afrontamos y seguimos afrontando» en Miami-Dade.

El superintendente, cuya madre era costurera y su padre empleado de la limpieza, llegó a EE.UU. con 17 años y trabajó como obrero de la construcción y ayudante de mesero para sufragar sus estudios universitarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí