Santo Domingo,- República Dominicana anunció este jueves que pagará 410 millones de dólares a un consorcio colombo-dominicano para finalizar el contrato de concesión de una autopista que une a Santo Domingo con la turística provincia de Samaná (noreste) y que suponía una «infamia» para el país.

El contrato, que empezó a cumplirse en 2008 por un período de 30 años, tiene una cláusula que obliga al Gobierno de turno a garantizar determinados ingresos mínimos anuales a la concesionaria, lo que es conocido en el país caribeño como «peaje sombra».

El presidente dominicano, Luis Abinader, dirigió un discurso a la nación en el que reveló haber alcanzado un acuerdo «amigable» con el consorcio para dar por concluido el contrato de la autopista del Nordeste Juan Pablo II, de unos 106 kilómetros.

El consorcio está integrado por las empresas colombianas Grupo Odinsa, Grodco e Ingenieros Civiles, y la dominicana Consorcio Remix.

«Como recordarán, en mi discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional el pasado el 27 de febrero, les dije que estábamos trabajando para revertir de la mejor manera posible el infame ‘peaje sombra’ de la autopista del Nordeste, donde el Estado dominicano, debía pagar más de 1.900 millones de dólares en lo que restaba de contrato», dijo el gobernante.

De acuerdo con el presidente, los 410 millones de dólares es el monto aproximado que habría que pagar por el «peaje sombra» en los próximos cuatro años y 4 meses.

«Esa operación le generará al Estado y a todos ustedes un ahorro de aproximadamente 1.500 millones de dólares. De 2008 a la fecha, los dominicanos hemos pagado cada año, miles de millones de pesos por un contrato injusto y perjudicial para nuestro país. Pero desde ahora, ya no habrá más gasto, sino un ahorro», enfatizó.

El jefe de Estado calificó de «injusta» y «lesiva» esa carga para el país y opinó que la finalización del contrato de operación «permite liberarnos de una pesada y desproporcionada carga, lo cual nos permitirá atender otras prioridades de infraestructura vitales para el desarrollo económico de nuestro país».

Abinader también anunció que el Gobierno ha decidido, con efectividad al 1 de enero venidero, reducir en promedio un 20 % del coste del peaje, para beneficio de las comunidades aledañas y de la ciudadanía en general.

El mandatario concluyó su discurso afirmando que gobierna «exclusivamente» para los dominicanos y que el acuerdo anunciado constituye «una buena prueba de que cuando empeñamos nuestra palabra ante el pueblo dominicano, la cumplimos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí