San Salvador.- El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, reveló este miércoles que Jean Manes, exencargada de Negocios de los Estados Unidos en el país centroamericano, le pidió que se liberara a un político vinculado a pandillas y que se encuentra en prisión.

El mandatario publicó en su Twitter que en la última reunión que sostuvo con la diplomática estadounidense le «pidió 4 cosas», entre estas liberar a Ernesto Muyshondt, a quien la Fiscalía ha acusado recientemente del delito de incumplimiento de deberes.

El exalcalde de San Salvador (2018-2021) también es señalado de supuestamente negociar favores políticos con las pandillas y entregarles más de 600.000 dólares.

Bukele escribió que su respuesta fue que «no tenía la facultad de liberar a Ernesto Muyshondt; además era evidente que él sí había entregado dinero a pandillas y que habían 2 vídeos que lo comprobaban».

Señaló que la reunión fue «antes del 16 de septiembre, cuando corté mi comunicación con ella» e indicó que «desde entonces intentó contactarse, pero sin éxito, por lo que su Gobierno decidió que era mejor que abandonara el país».

En esta reunión, según el presidente, también le fue solicitado la no reelección del fiscal general, Rodolfo Delgado, nombrado para ese cargo el 1 de mayo pasado tras la destitución del fiscal Raúl Melara, y «el compromiso de no tocar» a dos personas: al expresidente Alfredo Cristiani y al exfiscal Douglas Meléndez.

El expresidente Cristiani (1989-1994) es señalado de ser uno de los autores intelectuales de la masacre de seis jesuitas, cinco de ellos españoles, y dos mujeres en 1989.

«En otras palabras, nuestras acciones contra la delincuencia no tienen el respaldo del actual Gobierno de EE.UU.», agregó Bukele.

Manes concluyó su misión en el país a finales de noviembre pasado tras seis meses de constantes reuniones con el Gobierno de El Salvador.

Antes de su partida la diplomática señaló que el Gobierno salvadoreño de Bukele no muestra «interés por mejorar la relación» e indicó que una señal de esto son los «ataques» que reciben de los medios gubernamentales.

La relación de El Salvador con Estados Unidos entró en tensiones tras la salida de Donald Trump, a quien el presidente Nayib Bukele consideraba «nice and cool» (agradable y genial).

Bukele recientemente señaló a Estados Unidos de financiar a las organizaciones humanitarias que a su juicio son «oposición» y días después promovió en la Asamblea Legislativa una ley de agentes extranjeros, criticada a nivel internacional.

La publicación de Bukele en Twitter se dio horas después de que el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunciaría este miércoles sanciones contra dos funcionarios de El Salvador por corrupción durante «negociaciones secretas» del presidente con la «Mara Salvatrucha» (MS-13).

Los designados son los directores de Centros Penales, Osiris Luna, y de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí