Riga,- El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, apeló hoy a Moscú a la transparencia y a la desescalada ante la «muy preocupante» presencia militar creciente de Rusia junto a Ucrania y advirtió de las consecuencias en caso de uso de la fuerza.

«Hemos discutido el inexplicable e injustificado refuerzo militar de Rusia cerca de Ucrania. Llamamos a Rusia a ser transparente, reducir tensiones y desescalar», dijo en una rueda de prensa conjunta en Vilna con la presidenta de la Comisión Europea (UE), Ursula von der Leyen, el presidente de Lituania, Gitanas Nausėda, y la primera ministra, Ingrida Šimonytė.

Aseguró que «la OTAN permanece vigilante» y está dispuesta a defender a todos los aliados, al tiempo que señaló que continuará proporcionando apoyo político y práctico a Ucrania como socio.

Si Rusia decide usar la fuerza, «naturalmente habrá consecuencias», advirtió y se remitió a medidas previas impuestas contra Rusia, por ejemplo, tras la anexión de Crimea en 2014.

Precisó que los ministros de Exteriores de la OTAN se reunirán en Riga el próximo martes para abordar, entre otras cuestiones, la situación de seguridad con sus interlocutores de Ucrania y Georgia.

Agrego que el apoyo de la Alianza a sus socios «no es una amenaza a Rusia» y les ayuda a defenderse de agresiones.

Afirmó que el enfoque dual en relación con Rusia, es decir, defensa y diálogo, no ha cambiado y recuerda que la Alianza propuso hace año y medio una reunión del Consejo OTAN-Rusia que sigue en pie.

«La pelota está en el tejado de Rusia», afirmó.

Al mismo tiempo, la OTAN sigue practicando una fuerte disuasión y defensa, dijo, y precisó que su presencia en Lituania, Estonia, Letonia y Polonia contribuye a frenar cualquier agresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí