Sídney (Australia),- Activistas y familiares de las siete víctimas atribuidas a Adriana Rivas, exagente del régimen de Pinochet y acusada en Chile por la desaparición de siete personas en la década de 1970, celebraron este miércoles el fallo del pleno del tribunal australiano a favor de su extradición.

«Exigimos que, una vez llegada a Chile, (y) dado sus antecedentes, Rivas permanezca detenida mientras se desarrolla el juicio que esperamos que se cierre con una sentencia ejemplar», según un comunicado de los familiares de las víctimas distribuido por su abogada, Adriana Navarro, en las afueras del Tribunal Federal de Sídney.

Esta reacción, que fue acompañada por la presencia de un grupo de activistas chilenos que portaban las fotografías de las víctimas, aplausos y vítores a Chile, se dio después de que el pleno del Tribunal Federal de Australia rechazara la apelación presentada por la defensa de Rivas y determinó que era extraditable por los siete cargos de secuestro agravado por los que se le requiere en Chile.

«Estoy muy feliz…hemos esperado largo tiempo esta buena noticia», dijo Juana Mendoza a Efe en las afueras del Tribunal Federal en Sídney, mientras que María Oróstegui, una mujer mapuche que fue detenida y torturada cuando tenía 17 años, dijo que espera que extraditen a Rivas y que «la tengan muy bien encerrada en una buena cárcel».

El fallo dado a conocer en una sesión virtual podría ser el último escalón de la larga batalla por su extradición dado que solo le queda apelar al Tribunal Superior de Australia, antes de que la fiscal general, Michaelia Cash, emita la última palabra.

Pero para ello, la defensa de la chilena de 68 años «tiene que tener una venia especial» de los jueces de la máxima instancia superior y convencerlos de que su apelación es «netamente legal y no procesal» y su caso es de «importancia nacional», explicó Navarro.

El fallo de se da después de que el pasado 18 de noviembre tres jueces federales abordaran la apelación presentada por la defensa de Rivas contra un fallo pronunciado el 29 de octubre de 2020 por un tribunal local de Sídney y ratificado el pasado 24 de junio por el Tribunal Federal Australiano a favor de la extradición de Rivas.

Se presume que la chilena, quien está detenida y recluida en una prisión de la ciudad de Sídney desde febrero de 2019, formó parte de la brigada de exterminio Lautaro de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA, policía secreta de Augusto Pinochet), donde llegó a ser la secretaria de Manuel Contreras, máximo jefe de esta unidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí