Los Ángeles (EE.UU.).- El actor Kevin Spacey deberá abonar 31 millones de dólares a la productora MCR, responsable de la serie «House of Cards», como indemnización por ruptura de contrato y para paliar los perjuicios que causó con su comportamiento durante el rodaje.

La multa fue aprobada por un tribunal de arbitraje el año pasado, pero solo se conoció hasta este lunes, cuando la compañía presentó una petición en la Corte Superior de Los Ángeles en la que reclama el pago de esa cantidad.

Según el diario The Hollywood Reporter (propiedad de MCR), el tribunal de arbitraje estimó que el actor había incumplido los términos de su contrato con su comportamiento, ya que fue acusado de acoso sexual por un asistente de producción.

La denuncia llegó en medio de una ola de testimonios contra Spacey, ganador de dos Óscar por «The Usual Suspects» (1995) y «American Beauty» (1999), quien vio cómo su carrera se derrumbó en 2017 tras las numerosas acusaciones de agresión sexual que él siempre ha rechazado.

Cuando los casos salieron a la luz, la productora eliminó el papel de Spacey en «House of Cards», reescribió al completo su sexta temporada y redujo el número de episodios de 13 a 8 para cumplir con la fecha de estreno anunciada por Netflix.

La compañía, responsable de otros títulos como «Ozark» y «The Shrink Next Door», alegó durante el arbitraje que el actor no había prestado sus servicios «de manera profesional» ni de acuerdo con sus políticas de comportamiento.

Spacey apeló el fallo del árbitro pero su petición fue denegada este mes.

La última aparición del actor fue en la película de 2018, «Billionaire Boys Club», aunque el año que viene volverá al cine con un pequeño papel en la cinta italiana «L’uomo Che Disegno Dio» («El hombre que diseñó a Dios»).

En estos años, Spacey ha publicados varios enigmáticos videos en redes sociales interpretando al despiadado Frank Underwood, su personaje en la serie «House of Cards».

Dos casos en su contra llegaron a los tribunales en 2019, pero no progresaron.

En California, un masajista lo denunció por una agresión sexual supuestamente ocurrida en 2016 pero falleció antes de que la Fiscalía presentara cargos; mientras que en Massachusetts, un joven que lo había acusado de otra agresión en 2016 retiró los cargos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí