Madrid,- La Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E) ha advertido de que «la debilidad» de la normativa de la UE en materia de movilidad limpia «pondrá en riesgo la venta de 18 millones de vehículos eléctricos» e impedirá alcanzar el objetivo de que en 2035 los nuevos vehículos «sean 100 % limpios».

«Los objetivos propuestos para el periodo 2022 y el 2030 no obligarán a los fabricantes a cumplir con sus planes de producción, y se seguirán poniendo en el mercado vehículos contaminantes», asegura T&E en un informe presentado este lunes, donde cuestiona la eficacia de la normativa europea en materia de emisiones de CO2 de coches y furgonetas.

En el informe, la Federación reconoce que la normativa europea en materia de movilidad limpia «ha permitido aumentar las ventas de vehículos enchufables, que ya representan una quinta parte del total del mercado».

Sin embargo, advierten de que el incumplimiento de los planes de producción de vehículos eléctricos «podría dar lugar a la generación de 55 millones de toneladas adicionales de contaminación por CO2, más del total de las emisiones anuales de vehículos en España».

Aseguran que los objetivos de la UE son «tan poco exigentes» que en el caso de España el sector del automóvil «apenas contribuiría al compromiso de reducir las emisiones del país en un 37,7 % para finales de la década».

Por ello, desde T&E y la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes) advierten de que si no se establecen «objetivos más ambiciosos» para 2027 y se reduce el 80 % de las emisiones de CO2 producidas por vehículos para 2030, «será muy difícil» que a partir de 2025 los estados miembros de la UE alcancen sus objetivos climáticos y de descarbonización comprometidos para esta década.

El informe de T&E revela también que los fabricantes cumplirían con los «objetivos laxos» de la UE sólo con la venta de «falsos vehículos eléctricos», como los híbridos enchufables, que cuando no están cargados «pueden contaminar más que algunos motores de combustibles fósiles» y además representa un límite «para la venta de 840.000 vehículos enchufables puros» durante este año.

Por otro lado, señala que la producción generalizada «ha contribuido a que todos los fabricantes estén en vías de cumplir los objetivos de emisiones de CO2 de la Unión Europea para 2021», e incluso afirma que existen empresas automovilísticas que han aumentado la media de sus emisiones de vehículos de gasolina y diésel en los últimos cinco años.

Para Cristian Quílez, responsable de proyectos de Ecodes, los fabricantes de automóviles «aprovechan cualquier ocasión para retrasar la transformación de la industria y la transición hacia una movilidad de cero o bajas emisiones».

Por ello, ha reclamado a la UE que aproveche el debate abierto en relación con la nueva normativa europea de movilidad limpia para promocionar el vehículo eléctrico puro y acabar con los SUV e híbridos enchufables, «que son una completa falsedad ambiental».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí