Madrid,.- La empresa Charge Amps, que se define como el «Apple sueco» de los cargadores para coches eléctricos, acaba de aterrizar en España, un mercado que ve con gran potencial para su expansión internacional porque está «empezando» y para el que prevé un desarrollo «impresionante».

En una entrevista con Efe, el director de la compañía para España y Portugal, Henrik Bergman, ha asegurado que en estos momentos están buscando las empresas con las que van a trabajar para la distribución, venta y montaje de sus productos, que define de gama alta porque su software puede ser actualizado a distancia, porque incluye protecciones para el coche y la instalación eléctrica del hogar o empresa donde se ubiquen, o porque su carcasa exterior es de aluminio (en vez de usar el plástico que se deteriora en el exterior) y reciclado.

Charge Amps, fundada en Suecia en 2012 y desde 2018 con incrementos anuales de sus ingresos de más del doble (su último dato de facturación es de 25 millones de euros), recibió en enero de este año una inversión de 15 millones de euros del banco SwedBank Robur.

Parte de esa inversión se va a dedicar a la expansión internacional y entre sus objetivos, además de Irlanda, Alemania, Suiza, Benelux o Austria, está la entrada en el mercado español de la recarga eléctrica, de la que asegura que está en fase de «arranque» a pesar de que hay muchos actores, de los que algunos ya llevan años apostando por ella.

EN EL MERCADO ESPAÑOL LOS COMPETIDORES SALEN COMO LAS SETAS

Su previsión -no da cifras de negocio de adónde quieren llegar- es que el mercado español va a tener un «movimiento gordo», ya que está muy fragmentado, lo que le hace «muy divertido» porque «están saliendo nuevos actores como setas», lo que aporta un «gran dinamismo», en el que las empresas energéticas son las que «más se mueven».

Por eso asegura que su estrategia comercial es a largo plazo y se basa en ofrecer un producto claramente diferenciado, ya que son varias las empresas españolas que se reparten el «pastel» de la recarga , que ahora es pequeño, pero que va a crecer, por lo que hay que estar ahora, antes de que sea tarde, reconoce.

La oferta de la empresa que representa se centra en la recarga con una potencia de hasta 22 kWh, con lo que está dirigida a particulares y empresas (ya sean privadas o públicas).

EN ESPAÑA SE ESTÁ FACILITANDO LA INSTALACIÓN DE UNA RED DE RECARGA

Preguntado si el mercado español está concienciado con el coche eléctrico, responde recordando que está a la cola en Europa, pero, precisa rápidamente, que actualmente se está facilitando su despliegue con las ayudas a la compra y a instalación de un punto de recarga.

Como ejemplo pone el que para una toma doméstica no hace falta la autorización de la comunidad de vecinos, basta con comunicarles que se va proceder a su instalación.

Al respecto, considera que las juntas de vecinos y los administradores deben adelantarse y poner en sus garajes «routers» que permitan a los cargadores conectarse a internet y a la nube para poder aprovechar así todo su potencial, como puede ser autorizar a distancia a alguien a cargar su vehículo o programar la recarga en las horas más baratas para que el coste de utilización del eléctrico sea todavía menor.

LA SUBIDA DE LA LUZ NO FAVORECE EL PASO AL ELÉCTRICO

Respecto a si la subida de la luz desmotiva el paso al eléctrico, asegura que puede ser una barrera, pero recuerda que no es lo único que está subiendo, ya que el precio de la gasolina también está al alza.

Javier Millán Jaro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí