Berlín,- El hombre sospechoso de atacar con un cuchillo a varias personas en un tren de Alemania este sábado presenta indicios de un trastorno psíquico, según reveló este domingo el fiscal encargado del caso.

Un perito que entrevistó al detenido determinó que éste sufre esquizofrenia paranoide y por ende su responsabilidad penal está disminuida, indicó el fiscal Gerhard Neuhof en una rueda de prensa conjunta con la policía.

El sospechoso, un hombre de 27 años y nacionalidad siria, fue ingresado en un hospital psiquiátrico y se enfrenta a cargos de intento de asesinato e intento de homicidio, señaló Neuhof en un encuentro con la prensa en la localidad de Neumarkt (sur), cerca de donde se produjo la agresión.

Por su parte, el vicepresidente de la dirección policial de Oberpfalz, Thomas Schöninger, actualizó a cuatro el número de heridos en la agresión, que se produjo a bordo de un tren de alta velocidad que circulaba entre Passau (sur) y Hamburgo (norte).

Según Schöninger, todo apunta a que las víctimas del ataque fueron elegidas de forma «arbitraria».

Se trata de cuatro varones de entre 26 y 60 años, de los cuales uno se encuentra grave tras haber sufrido una grave lesión en la cabeza, aunque su vida no corre peligro. Los otros sufrieron cortes y heridas punzantes.

«No hay indicios de un contexto islamista o terrorista y tampoco las investigaciones, los interrogatorios y registros que hemos llevado a cabo indican que hubiera premeditación o preparación», agregó Sabine Nagel, directora de la policía criminal de Oberpfalz.

Nagel precisó que el sospechoso residía en Alemania desde 2014 y contaba con el estatus de refugiado, señalando que el día anterior al ataque había perdido su puesto de trabajo en la localidad de Passau.

El fiscal encargado del caso explicó que el detenido admite los hechos y alega que se sentía perseguido y que se creyó «amenazado» por el primer hombre al que atacó, del que pensó que le quería matar.

Testigos del ataque citados por el canal privado NTV relataron que el sospechoso había demostrado un comportamiento llamativo antes del ataque, gritando y pidiendo ayuda, lo que apoyaría la hipótesis del trastorno psíquico.

La agresión se produjo en la mañana del sábado, a la altura de la localidad de Seubesdorf, en el estado federado de Baviera.

Poco antes de las 9 de la mañana hora local, la policía recibió varias llamadas alertando de la agresión. Los agentes detuvieron al atacante en uno de los baños del tren, donde había tratado de esconderse, sin que opusiera resistencia.

En su bolsillo encontraron el presunto arma del crimen, una navaja plegable de unos ocho centímetros de largo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí