Santa Cruz de La Palma (España).- Las cenizas que lanza desde el pasado 19 de septiembre el volcán de Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma, podrían comprometer el tráfico aéreo no solo en esta sino también en las de La Gomera, El Hierro y la zona oeste de Tenerife durante las próximas 36 horas.

Así lo anunciaron hoy los responsables del Plan Especial de Protección ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), que supervisa todas las actuaciones relacionadas con la erupción, que atribuyó esa posible afección a un cambio en el régimen de los vientos, que ahora empujan las cenizas hacia otras islas.

Otro de los asuntos que preocupan a las autoridades de la isla es el de la calidad del aire, que ha empeorado significativamente en los últimos días, debido a las altas concentraciones de dióxido de azufre (SO2) y de partículas de menos de diez micras que salen del nuevo volcán de Cumbre Vieja.

Debido a las concentraciones de dióxido de azufre, que fueron especialmente altas durante la pasada madrugada -hasta llegar a la calificación de «extremadamente desfavorable» en el municipio de Los Llanos de Aridane- varias localidades de la isla mantienen sus colegios cerrados y ofrecen sus clases por internet.

La situación ha mejorado con el paso de las horas, indicó la portavoz científica del Pevolca, Carmen López, quien comentó, sin embargo, que se ha truncado la tendencia a la disminución en el volumen diario de dióxido de azufre que emite el volcán.

Durante siete días consecutivos había descendido el SO2 en el penacho del volcán hasta llegar a 4.990 toneladas el domingo, pero el lunes subió hasta 22.000 toneladas.

Respecto a la evolución de las coladas de lava que manan del volcán, apenas hubo cambios en los dos últimos días. Tampoco en la que amenazaba con cruzar una de las carreteras que conducen a la localidad turística de Puerto Naos, que se ralentizó y anoche avanzaba a solo un metro por hora.

Ante la posibilidad de que esa vía quede cortada, las autoridades de la isla están trabajando en alternativas para garantizar la entrada y salida de vehículos de gran tonelaje en Puerto Naos.

Los expertos subrayan que también está recibiendo aporte de material fundido la colada primigenia, la que formó un gran delta lávico o fajana al llegar al océano hace varias semanas, aunque reconocen que no tienen «una visión clara» de por dónde está discurriendo la lava.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí