La Haya,- La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aseguró este jueves que planea finalizar el próximo lunes 25 su evaluación sobre la administración de una dosis de refuerzo de la vacuna de Moderna (Spikevax) seis meses después de la segunda inyección en personas mayores de 12 años.

Para las dosis de refuerzo, la empresa propone administrar 50 microgramos, lo que supone la mitad de lo que se estaba usando hasta ahora en la vacunación primaria.

Según explicó el jefe de Estrategia de Vacunación, Marco Cavaleri, la EMA también está en diálogo con la farmacéutica de Moderna sobre el posible uso de su vacuna en niños pequeños, y ambas partes están analizando “los plazos” para que la empresa presente una solicitud de extensión del uso de su preparado a menores de 11 años en el futuro.

Además, el regulador europeo espera recibir en las “próximas semanas” los datos de Janssen, de la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson, sobre la posibilidad de administrar una segunda inyección de esta vacuna monodosis, que se inyectaría al menos seis meses después de la primera.

La EMA sigue recopilando datos sobre la seguridad y eficacia de las dosis de refuerzo, aunque ya dio su visto bueno a las terceras dosis de Pfizer (seis meses después de la segunda) y Moderna en personas con un sistema inmune fuertemente debilitado.

Además, sobre la diferencia entre la inmunidad contra el coronavirus adquirida de una vacuna contra la covid-19 y la que resulta de los anticuerpos desarrollados tras un contagio, la EMA defiende que la infección aumentó la capacidad de los vacunados para combatir el virus, pero la protección posterior al contagio no es suficiente por sí sola.

“Con una cifra de muertos de casi cinco millones de personas en todo el mundo, el coste humano de la inmunidad natural, cuando se permite que el virus se propague libremente, no es tolerable”, añadió.

La EMA subraya que los diferentes estudios sí muestran que recibir la vacuna de la covid-19 después de haber superado la covid-19 “aumenta la capacidad de las personas de luchar contra infecciones futuras con coronavirus”.

La agencia también insta a “todas las personas a las que se les ofrece la vacuna contra la gripe a que se la pongan para protegerse a sí mismos, a su familia, amigos y colegas”, y aseguró que “los datos muestran que las vacunas contra la influenza se pueden coadministrar con las vacunas de la covid-19” sin riesgo de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí