Bangkok,- La junta militar de Birmania dijo estar «muy decepcionada» en respuesta a la exclusión del líder golpista de la cumbre anual de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) que tendrá lugar entre el 26 y 28 de octubre.

El Ministerio de Exteriores birmano expresó anoche en un comunicado su «oposición enérgica» a la decisión anunciada la víspera por los ministros de Exteriores del bloque, que incluye a Birmania, y que, según Naipyidó, vulnera principios fundacionales del grupo de naciones del Sudeste Asiático.

Los cancilleres de los diez países que conforman la ASEAN se reunieron el viernes de emergencia para analizar los avances realizados por la junta militar con el objetivo de zanjar la crisis política y social derivada del golpe de Estado del 1 de febrero.

Durante la cita, el ministro birmano, Wunna Maung Lwin, expuso sus argumentos, al igual que el mediador nombrado en agosto por la ASEAN, el bruneano Erywan Yusof, quien esta semana canceló de manera abrupta su primer viaje al país al serle impedido el acceso a la derrocada líder democrática, Aung San Suu Kyi.

Según la ASEAN, la junta militar ha realizado «insuficientes» progresos para zanjar el conflicto en base a los cinco puntos de consenso, acordados en abril por los mandatarios del bloque y el líder golpista, Min Aung Hlaing.

Los cinco puntos, que el general birmano catalogó a posterior de «recomendaciones», incluyen el cese de la violencia contra civiles, un diálogo de todas las partes para alcanzar una solución pacífica, el nombramiento de un mediador de la ASEAN y la visita de este.

La ASEAN reconoció división interna para alcanzar un consenso sobre quien iba a representar al país en la próxima cumbre ya que tanto la junta militar como el autodenominado Gobierno de Unidad Nacional, formado en abril por políticos y activistas en favor de la democracia y opuestos a los militares, solicitaron participar.

«Mientras reafirmamos el principio de no interferencia en asuntos internos de otros Estados miembros, y permitimos a Birmania el espacio para restaurar sus temas internos y regresar a la normalidad, los reunidos aceptaron la decisión de invitar a un representante no político de Birmania a la próxima cumbre», zanjó el bloque sin dar más detalles.

El portavoz de la junta militar, Zaw Min Tun, culpó de la decisión a las presiones extranjeras y apuntó directamente hacia Estados Unidos y la Unión Europea, en declaraciones al servicio en birmano de la BBC.

El Ejército justifica el golpe de Estado por un presunto fraude masivo durante las elecciones generales del pasado noviembre, cuyo resultado ha sido anulado y en las que el partido de Suu Kyi arrasó, como ya hizo en 2015, con el aval de observadores internacionales.

Al menos 1.178 personas han muerto a raíz de la brutal represión ejercida por policías y soldados desde el golpe, que han disparado a matar contra manifestantes pacíficos, según los diarios datos de la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos, que también cifra más de 7.350 los opositores detenidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí