Santo Domingo,- El presidente Luis Abinader reiteró este jueves, tras su regreso al país desde las Naciones Unidas, que la situación por la que atraviesa Haití se ha convertido en un «problema regional», como lo refleja lo que sucede con miles de haitianos en la frontera entre EE.UU. y México, así como en Panamá.

Abinader afirmó que durante su discurso de ayer ante la Asamblea General de la ONU quiso resaltar y alertar a la comunidad internacional de que no puede esperar más para actuar en favor del vecino país.

«No es momento de esperar, de análisis, de talleres, es momento de actuar en relación con esa crisis (…) nosotros esperamos que actúen, mientras tanto tomaremos todas las medidas necesarias para proteger a nuestro país», dijo el gobernante en una breve rueda de prensa al arribar por el Aeropuerto Internacional de Las Américas.

Durante su discurso ante la ONU, Abinader advirtió de que «no hay ni habrá jamás» una solución dominicana para la «crisis de Haití».

«Ante la división que existe entre el liderazgo haitiano y el peligro que representan las bandas criminales que controlan parte del territorio de ese país, los haitianos por sí solos no podrán pacificar a sus país», puntualizó ayer el mandatario.EFE

rsl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí