Londres,.- Miles de activistas de la organización medioambiental «Extinction Rebellion» se congregaron este lunes en las calles de Londres para protestar ante la inacción del Gobierno británico en materia climática y exigir el cese del uso de combustibles fósiles.

Hasta la plaza de Trafalgar Square, en el centro de la capital británica, llegó gente de todas las edades y nacionalidades, que ondearon pancartas y banderas con el símbolo de Extinction Rebellion (Rebelión contra la extinción) -un reloj de arena dentro de un círculo-.

El tiempo es, precisamente, la principal preocupación del grupo medioambiental, pues opina que el planeta lucha contrarreloj frente a su extinción, y culpan de ello a la inacción climática de Boris Johnson.

«Actuad ahora, porque es demasiado tarde», rezaba una de las pancartas. Frente a ella, una decena de personas simulaba leer la prensa, donde se podían leer titulares como: «Un diputado asegura que comprar un nuevo coche acabará con el cambio climático».

«Estamos en las calles de Londres hoy para pedir al Gobierno que es la hora de cesar cualquier tipo de nuevas extracciones y quemas de combustibles fósiles», comentó a Efe la portavoz de Extinction Rebellion, Clarissa Carlyon, que aseveró que el planeta vive ahora una crisis «climática y ecológica».

El colombiano Lautaro Ilayux viajó a Londres desde Boyaca, en los Andes, con una «wiphala» (bandera indígena) en mano, y en representación del pueblo Muisca para trabajar junto con Extinction Rebellion sobre «reparaciones planetarias, liberación y unificación de los pueblos», según explicó a Efe.

Fue uno de los muchos que tomaron el micrófono para dirigirse a la multitud «rebelde» congregada en la plaza, a la que animaron a abrazarse, a liberar la tensión bailando a ritmo de reggae y samba, e incluso a ser más conscientes de su propio cuerpo.

Este 23 de agosto marca el inicio de la nueva campaña de Extinction Rebellion, que lleva por título «The Impossible Rebellion» (La rebelión imposible), que incluye actividades casi a diario hasta el próximo 4 de septiembre.

«La nuestra es una llamada para más honestidad, más diversidad. Es una llamada de políticas de amor, que reflejen nuestra humanidad», dice uno de los panfletos de Extinction Rebellion para animar a la gente a unirse al movimiento.

Tras finalizar el acto en Trafalgar Square, los ecologistas abandonaron la plaza custodiados por decenas de agentes de policía, decididos a tomar el resto de las calles de Londres, donde continuaron manifestando sus consignas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí