Roma,- El barco Geo Barents de la ONG Médicos sin Fronteras con 322 rescatados en el Mediterráneo central recibió anoche la autorización de las autoridades italianas para desembarcar en el puerto de Augusta, en Sicilia, después de varios días en espera.

La ONG había realizado este domingo una nueva petición para que los Estados del área le concediesen un puerto para desembarcar mientras las condiciones físicas y mentales de los migrantes estaban empezando a preocupar.

El responsable del equipo de rescate de la nave, Iasonas Apostolopoulos, explicó en un vídeo que en el barco hay 95 menores, 84 de ellos no acompañados, que se han encontrado casos de quemaduras por gasolina, heridas por el sol y deshidratación, y que «algunos necesitan cuidados especiales que solo pueden recibirse en tierra».

Algunos llevan más de dos semanas a bordo, desde del primer rescate del 5 de agosto cuando se salvó a 25 migrantes que iban en un bote.

Desde que comenzó el año, en Italia han desembarcado 32.806 migrantes, respecto a los 15.406 de 2020 y los 4.265 de 2019.

Según un nuevo informe de la Organización Internacional para las Migraciones, al menos 896 personas murieron en el mar tratando de llegar a Italia en el primer semestre de 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí