Pekín.- Varias plataformas digitales chinas han borrado las películas y las cuentas personales del actor Zhang Zhehan, después de que este visitara el polémico santuario japonés de Yasukuni, que alberga restos de varios militares que participaron en la invasión de China durante la primera mitad del siglo XX.

El diario estatal Global Times aseguró hoy que los episodios en los que actúa Zhang en las series ‘Demon Girl’ y ‘Word of Honor’, así como en los programas de telerrealidad ‘Everybody Stand By’ y ‘Keep Running’ desaparecieron de populares plataformas como Bilibili.

Otras plataformas de reproducción de música por internet, como QQ Music o NetEase, eliminaron tanto las canciones como las cuentas personales de Zhang, también cantante, mientras que Douyin (matriz china de TikTok), también hizo lo propio con el perfil de este.

También marcas como Wahaha -una empresa de bebidas-, la de joyería Pandora o la de textiles Shanghai Mercury rescindieron los contratos con la estrella.

Según el citado rotativo, «el boicot contra Zhang llega después de que la Asociación de Artes Escénicas de China emitiera una circular el 15 de agosto en la que urgió a la industria a vetar a Zhang, ya que su conducta altamente impropia no solo daña los sentimientos nacionales sino que supone una mala influencia para los adolescentes que le siguen».

Esta semana, la Federación China de Asociaciones de Radio y Televisión llevó a cabo un seminario en el que participaron algunos de los actores e influentes más conocidos del panorama nacional y en el que los organizadores trataron de poner alerta a los participantes frente a lo que Global Times llama «violación de leyes o falta de ética».

Varias fotos compartidas en redes sociales en los últimos días muestran a Zhang en los santuarios japoneses de Yasukuni y de Nogi.

El actor y cantante publicó una disculpa por internet, que por el momento no ha servido para revertir la situación.

El Santuario de Yasukuni es un templo sintoísta construido en 1869 y que se encuentra en Tokio, y en él descansan, entre otros muchos, los restos de catorce militares y políticos de alto rango considerados criminales de guerra por su actuación durante la Segunda Guerra Mundial por el Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí