Atenas,- Los bomberos continúan este martes luchando contra un gran incendio descontrolado al noroeste de Atenas y hasta el momento ha sido evacuadas de forma preventiva una docena de aldeas.

Según indicaron los bomberos, en las tareas de extinción participan un total de 330 efectivos, con 115 medios terrestres y 11 aéreos.

La extinción se está planteando especialmente complicada no solo por los fuertes vientos que soplaron ayer y permitieron la rápida propagación de las llamas, sino porque se declaró en una zona boscosa de difícil acceso por tierra.

Ayer ya se ordenó la evacuación de siete aldeas, y a primeras horas de hoy de otras cinco, además de una residencia de mayores situada en el mismo perímetro.

«La situación es difícil, el frente ha crecido mucho y es incontrolable, si no logramos reducir el fuego desde el aire, tendremos un problema», señaló a los medios el vicejefe de Protección Civil de la región capitalina de Atica, Vassilis Kokkalis.

Mientras tanto, ha mejorado considerablemente la situación en el segundo incendio declarado ayer, también en la región capitalina de Ática y localizado en el municipio de Keratea, al sureste de la capital.

Este frente comenzó en un área de matorrales, pero debido al fuerte viento se propagó con rapidez por pinares y olivares, arrasando varias casas en aldeas que habían sido evacuadas previamente.

Según Bomberos, la imagen de este incendio es mucho mejor hoy y tan solo hay algunos focos dispersos que están siendo combatidos por 104 efectivos, 40 medios terrestres y dos aéreos.

En las últimas dos semanas Grecia se ha visto sacudida por una serie de incendios sin precedentes, algunos de los cuales todavía no están del todo extinguidos y experimentan continuos rebrotes.

Aunque la catástrofe se ha llevado por delante 100.000 hectáreas de bosque y cultivos y centenares de viviendas, hasta ahora tan solo ha habido dos víctimas mortales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí