Bruselas,- La Comisión Europea (CE) dio este lunes luz verde a un nuevo producto financiero que, dotado con 1.400 millones de euros del Fondo de Garantía Paneuropeo, prevé movilizar unos 13.000 millones en nuevos préstamos a pequeñas y medianas empresas (pymes) de 22 Estados miembros afectados por la pandemia de coronavirus.

Bruselas concluyó que el producto de titulización sintética «contribuirá a gestionar el impacto económico del virus en los 22 Estados miembros participantes» y que «es necesario, adecuado y proporcionado para poner remedio a una grave perturbación de la economía».

El nuevo producto consiste en garantías sobre tramos de titulización sintética, una técnica financiera que permitirá al grupo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) proporcionar a un intermediario financiero una protección en forma de garantía sobre un tramo de riesgo específico para una cartera de activos existentes, siempre que la cartera cumpla ciertos requisitos en cuanto a tamaño y rentabilidad.

«El objetivo del nuevo producto es ayudar a que los intermediarios financieros concedan nuevos préstamos de mayor riesgo a las pymes. El objetivo es liberar la capacidad de préstamo de los intermediarios financieros y evitar que sus recursos se desplacen acia activos de menor riesgo en lugar de préstamos a las pymes», dijo la CE en un comunicado.

Se trata de una contribución significativa al objetivo global del Fondo de Garantía Paneuropeo de movilizar hasta 200.000 millones de euros de financiación adicional en los 22 Estados miembros participantes, entre ellos España.

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, subrayó que el nuevo producto permitirá «que la financiación en forma de nuevos préstamos fluya a las empresas de la UE (Unión Europea) que realmente lo necesiten».

«Animamos a los Estados miembros a que sigan utilizando las tres herramientas de crisis al máximo para apoyar a sus trabajadores y empresas», añadió.

El Fondo de Garantía Paneuropeo, por el que hasta ahora se han aprobado proyectos por valor de unos 17.800 millones de euros (que movilizarían 143.200 millones), es uno de los instrumentos de crisis acordado a nivel europeo para ayudar a los Estados miembros y sus empresas a afrontar la crisis causada por la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí