Moscú,- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, calificó hoy los recientes incendios forestales e inundaciones que han afectado diversas regiones del país como desastres naturales «sin precedentes» e instó a tomar medidas para paliar sus consecuencias.

«La escala, el carácter de los desastres naturales en algunas regiones no tienen precedentes. Por ejemplo, en las regiones del sur a veces en varias horas cae la norma mensual de lluvias», señaló en una reunión dedicada a estos sucesos.

Putin llamó la atención a la rápida propagación de los incendios forestales en Siberia y el Lejano Oriente de Rusia, donde a día de hoy arden más de un millón y medio de hectáreas de bosques, y a la gravedad de las inundaciones en la región de Krasnodar y en la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Moscú en 2014.

«Las entidades federales, las autoridades regionales y municipales deben tomar medidas urgentes, actuar de un modo rápido y lo más efectivo posible», señaló, al marcar como prioritarias las medidas dirigidas a salvar la vida y la salud de la población, así como sus propiedades.

Putin señaló que «en caso de necesidad es necesario preparar todos los medios para enviar sin demora a los niños, ancianos, mujeres y especialmente, a las embarazadas, a lugares seguros».

«Todo eso es una muestra más de hasta qué punto es importante ocuparse de la agenda climática y ecológica de un modo profundo y sistemático», afirmó.

Durante la reunión, el mandatario ruso llamó la atención sobre el hecho de que incluso cuando los incendios no representan una amenaza directa para la vida, el humo que generan puede afectar a personas de edades avanzadas o con enfermedades crónicas.

Putin llamó a hacer una evaluación inmediata de los daños ocasionados en las zonas afectadas por situaciones de emergencia y preparar un plan de reconstrucción de las viviendas afectadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí