Santo Domingo.- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de la República Dominicana ha colocado bajo alerta este sábado a las 32 provincias del país, ante el virtual paso por el país de la tormenta tropical Grace.

Diez de esas demarcaciones, incluyendo el Distrito Nacional, han sido puestas bajo alerta roja, ocho en amarilla y 14 en alerta verde.

La tormenta Grace se ubicaba a las 7.00 de esta noche a unos 780 kilómetros al este-sureste del extremo este dominicano, moviéndose a unos 43 kilómetros por hora y con vientos máximos de 65 kilómetros por hora, dijo el COE en un comunicado basado en un reporte de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet).

Las provincias en alerta roja son La Altagracia, La Romana, San Cristóbal, El Seibo, Samaná, María Trinidad Sánchez, Distrito Nacional, Santo Domingo, Barahona y San Pedro de Macorís.

El organismo de socorro recordó que se emite el alerta roja cuando un fenómeno tiene una «alta probabilidad» de impactar una zona, presentando efectos que generan daños a las personas, los bienes, carreteras y a otras infraestructuras o al medio ambiente.

En alerta amarilla han sido colocadas las provincias de Duarte, Monte Plata, Pedernales, San José de Ocoa, Azua, Hato Mayor, Peravia y Sánchez Ramírez.

Este aviso se produce cuando la tendencia ascendente del desarrollo del evento implica situaciones inminentes de riesgo y situaciones severas de emergencia.

Las otras 14 provincias dominicanas en alerta verde son Hermanas Mirabal, La Vega, Monseñor Nouel, Espaillat, San Juan, Bahoruco, Independencia, Elías Piña, Montecristi, Puerto Plata, Dajabón, Santiago, Santiago Rodríguez y Valverde.

La alerta verde se corresponde cuando las expectativas de un fenómeno permiten prever la ocurrencia de un evento de carácter peligroso para la población. Puede ser parcial o total, precisó el COE.

La institución pidió a la ciudadanía dar seguimiento a las orientaciones de organismos de protección civil, identificar los albergues que gestiona la Defensa Civil y, específicamente a los residentes en zonas de alto riesgo que habitan próximo a ríos, arroyos y cañadas, estar atentos y tomar las medidas de precaución necesarias ante posibles crecidas e inundaciones repentinas.

El miércoles pasado el país sufrió los embates de la tormenta tropical Fred, que obligó al desplazamiento de miles de personas.E

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí