Sao Paulo,- Brasil, uno de los países más azotados por la pandemia de la covid-19, registró en las últimas 24 horas 1.056 muertes por la enfermedad, con lo que el total de fallecidos llegó a 561.762 en momentos en que crecen las alertas sobre la circulación de nuevas variantes, informó este viernes el Gobierno.

En las últimas 24 horas también fueron notificados 42.159 nuevos casos de coronavirus, lo que elevó el total de contagiados hasta los 20.108.746 desde el inicio de la pandemia, en febrero del año pasado, según los datos divulgados por el Ministerio de Salud.

El gigante suramericano registra desde hace varias semanas una clara tendencia de desaceleración de la pandemia gracias al avance de la vacunación, lo que impulsó un rápido proceso de desescalada de las medidas de distanciamiento social en gran parte de las ciudades del país.

El promedio de muertes en los últimos siete días se ubicó en 900 diarias, mientras que la media de casos se situó en 32.639 al día.

Asimismo, del total de infectados, un 93,8 % ya se ha recuperado de la enfermedad, lo que se traduce en más de 18,8 millones de personas, en tanto que otras 678.382 siguen bajo acompañamiento médico.

Pese a la sistemática caída en los indicadores, la comunidad médica y científica del país ha alertado de que «la pandemia no acabó» y manifestó su preocupación ante el surgimiento y crecimiento de nuevas variantes calificadas como «de preocupación» por la Organización Mundial de Salud (OMS), entre ellas la delta.

De acuerdo con el último boletín epidemiológico de la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), un referente de investigación médica en América Latina, el todavía elevado nivel de transmisión del Sars-CoV-2 en Brasil «puede ser agravado por la mayor transmisibilidad de la variante delta».

Sin bien reconoció la importante caída tanto en la incidencia como en la mortandad por covid-19, así como en la tasa de ocupación en los hospitales, Fiocruz destacó que los indicadores «permanecen en niveles preocupantes» e indican una «intensa circulación del virus».

«Aunque las vacunas están claramente contribuyendo para la reducción de los casos graves, hospitalizaciones y muertes en todo el país, el surgimiento y crecimiento de nuevas variantes de preocupación, como la delta, prende la alerta», enfatizó.

Hasta ahora han sido confirmados en Brasil al menos 435 casos de la cepa delta, originaria de India.

Así, Fiocruz recalcó que es necesario ampliar y acelerar la inmunización de la población y recomendó, además, el mantenimiento de las medidas de prevención, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico y social.

Según los datos del Ministerio de Salud, Brasil, con unos 210 millones de habitantes, ya aplicó más de 149,4 millones de dosis de vacunas contra la covid, de las que 105,2 millones fueron de la primera inyección (50,09 % de la población) y 44,2 millones de la segunda o dosis única (22,13 %).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí