Bangkok.- Tailandia castigará desde este viernes con penas de hasta dos años de cárcel la difusión de noticias falsas o que creen temor sobre la covid-19, en medio de fuertes críticas al Gobierno por su gestión de la pandemia.

“Para mantener la estabilidad del país … nadie publicará noticias, distribuirá o difundirá informaciones que contengan mensajes que asusten al público o causen malentendidos”, señala la orden publicada en la Gaceta Real.

Las personas declaradas culpables de violar esta prohibición se enfrentan a multas y penas de hasta dos años de cárcel.

Además, la Comisión Nacional de Radiodifusión y Telecomunicaciones (NBTC) está autorizada a partir de hoy a pedir a los proveedores de internet que suspendan sus servicios de inmediato si se considera que las plataformas están difundiendo contenidos falsos sobre la covid, agregó la orden.

La medida llega en medio de fuertes críticas al Gobierno de Tailandia por su gestión del nuevo brote de la covid-19 y el retraso en la vacunación, mientras el país registra cifras récord de contagios con los hospitales desbordados.

La oposición criticó este viernes la medida del Gobierno y aseguró que es un intento de acallar las críticas que viola el derecho a la libertad de expresión recogido en la Constitución.

“En lugar de resolver los problemas de la campaña de vacunación causados por la mala gestión del Gobierno (…) cargan contra los medios de comunicación y los ciudadanos como un enemigo. Con esta orden buscan restringir la información y silenciar a la gente”, dijo Chaitawat Tulathon, secretario general del partido opositor Move Forward, durante una rueda de prensa.

Por su parte, representantes de los medios de comunicación criticaron en un comunicado conjunto los intentos del Gobierno de coartar la libertad de expresión.

Tailandia, que vive su peor brote de la covid-19 desde el inicio de la pandemia por el fuerte impacto de la variante delta, volvió este viernes a registrar cifras récords con 17.345 nuevos casos y 117 fallecidos.

Bangkok y otras doce provincias se encuentran bajo un confinamiento parcial, que impone un toque de queda nocturno y limita las reuniones a cinco personas, el cierre de restaurantes y establecimientos de ocio, entre otras medidas.

La campaña de vacunación, que se inició en febrero, avanza con gran retraso con respecto al calendario inicial presentado por el Gobierno, y hasta el momento alrededor del 5 % de la población vacunable ha recibido la pauta completa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí