Raba.- El gobierno de Marruecos ha vuelto a desmentir, por segunda vez en esta semana, las acusaciones de espionaje a varias personalidades, entre ellas el mismo presidente francés Emmanuel Macron, calificándolas de «relatos surrealistas».

En un comunicado, el gobierno condena lo que llama «una campaña mediática mentirosa, masiva y malintencionada», y vuelve a desafiar a los autores de este reportaje colectivo reunidos en el consorcio de medios Forbidden Stories a «proporcionar la mínima prueba tangible y material» de ese espionaje, realizado supuestamente a través de la infiltración en los teléfonos móviles mediante el programa Pegasus de la compañía israelí NSO.

El Ejecutivo marroquí, que en ningún momento cita el nombre de Macron ni de ninguna otra persona, se considera nuevamente «blanco de ataques odiosos, que revelan la voluntad de ciertos medios y ONGs de ponerlo (al país) bajo sus órdenes y su tutela».

Concluye advirtiendo que «ha optado por un tratamiento judicial, dentro y fuera del país, contra toda parte que retome estas alegaciones falaces», sin dar detalles de cómo concretará este recurso a la justicia.

Las acusaciones a Marruecos de utilizar el programa Pegasus no son nuevas, y ya Amnistía Internacional publicó en 2020 un informe donde aseguraba que algunos notorios disidentes, como el historiador Maati Monjib o el periodista Omar Radi (actualmente encarcelado) habían sido víctimas de infiltración telefónica, lo que demostraron tras dejar sus teléfonos en manos de expertos del programa Citizen Lab.

Sin embargo, las revelaciones que se van conociendo en los últimos días por parte de Forbidden Stories muestran supuestamente una actividad de espionaje mucho más extensa, que incluye a personas extranjeras como políticos, periodistas (entre ellos el español Ignacio Cembrero), abogados o activistas comprometidos con diferentes causas.

Dentro del país, los supuestamente espiados van desde personas de la familia real marroquí a numerosos periodistas, tanto de medios nacionales como internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí