Lisboa.- Acelerar la vacunación es la estrategia asumida de Portugal para contrarrestar el rápido avance de la variante delta, predominante en el país y protagonista de una cuarta ola que en apenas dos semanas, según los cálculos del Gobierno, puede duplicar los contagios diarios.

“Estamos enfrentando realmente una cuarta ola de esta pandemia. Y no nos podemos distraer, no podemos relajarnos”, ha dicho hoy el primer ministro, el socialista António Costa, pocas horas después de que la titular de Sanidad, Marta Temido, alertara de que el país puede dentro de 15 días registrar hasta 4.000 contagios diarios.

Es prácticamente el doble de lo que se notifica actualmente. Este martes, según los últimos datos de la Dirección General de Salud, se han detectado 2.170 nuevos casos de coronavirus.

Son números que preocupan, especialmente en los hospitales, donde los ingresos han aumentado en los últimos días, aunque hoy se mantienen casi sin cambios, con 613 pacientes covid hospitalizados, de los cuales 133 están en la UCI (tres menos que el día anterior).

Como contrapunto figura la baja mortalidad (apenas un fallecido en las últimas 24 horas).

Pero todo esto puede empeorar en dos semanas, para cuando el Gobierno prevé un escenario con cerca de 800 ingresados, y más de 150 pacientes en cuidados intensivos.

Ante el empeoramiento de la situación ya se han recuperado algunas restricciones, como el toque de queda a partir de las 23.00 en lugares con mayor incidencia de contagios, como Lisboa, Oporto, Braga o Faro, pero hay escaso consenso para retroceder más.

El camino ahora es acelerar la vacunación para proteger durante este mes a los jóvenes y completar la pauta de los adultos de mediana edad.

DOS SEMANAS DECISIVAS PARA VACUNAR

El ritmo de inoculaciones va a aumentar hasta administrar hasta 850.000 dosis semanales.

Se trata de empezar a proteger ahora a los más jóvenes, después de que el 57 % de la población lusa haya recibido al menos una dosis, y el 35 % ya tenga la pauta completa ante la covid.

Este domingo las autoridades han empezado a contactar a ciudadanos de entre 18 y 29 años, al tiempo que se prepara para acelerar la inmunización de edades superiores durante este mes.

La misión ha marcado ya un récord este lunes, con 141.500 dosis inoculadas, que dejan también imágenes de largas filas y quejas de quienes han tenido que esperar más de dos horas bajo un sol de verano a la entrada de los pabellones de vacunación.

“En las próximas dos semanas, las condiciones de vacunación van a ser más incómodas”, ha admitido hoy Costa, quien ha subrayado el gran “esfuerzo” de los profesional de salud durante la próxima quincena.

MINISTRO EN AISLAMIENTO

En paralelo, este martes se conocía el aislamiento profiláctico del ministro de Ambiente, João Matos Fernandes, por contacto con un positivo.

El ministro no tiene síntomas y tiene la pauta de vacunación completa, pese a lo cual las autoridades sanitarias le han recomendado aislarse unos días, tal y como ocurrió la semana pasada con el propio Costa, también con la pauta completa y que retomó su agenda pública después de cinco días y dos pruebas negativas de covid.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí