redacción Internacional-El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha prometido que combatirá la violencia contra las mujeres, el mismo día que se hace efectiva la retirada de Turquía del Convenio de Estambul, anunciada en marzo pasado.

“Nuestra lucha contra la violencia hacia las mujeres no empezó con este tratado ni terminará con la retirada del tratado”, dijo el mandatario turco en un discurso transmitido en directo en la cadena NTV, al dar a conocer un plan nacional de lucha contra la violencia machista.

“Combatir la violencia contra las mujeres es parte de nuestras prioridades. Apoyo todos los pasos que se han dado. He tratado personalmente los problemas que han surgido”, dijo Erdogan, anunciando la apertura de otros 9 refugios para mujeres víctimas de violencia en los próximos cuatro años.

El presidente hizo estas declaraciones cuando faltan pocas horas para las manifestaciones feministas en toda Turquía en protesta por la retirada de Turquía del Convenio de Estambul, un tratado internacional firmado en 2011 en la ciudad del Bósforo que obliga a sus signatarios a destinar recursos a una eficaz lucha contra la violencia machista.

Erdogan anunció la retirada de forma sorpresiva en marzo, tras una insistente campaña de sectores ultraislamistas que acusaban al Convenio de destruir los valores de la familia y de “promover la homosexualidad”, pese a que el tratado no menciona la homosexualidad en ninguna parte.

Fue el propio Erdogan quien firmó, entonces como primer ministro, el Convenio en 2011 e impulsó la ratificación en el Parlamento en 2012, y la retirada se interpreta como un giro hacia el sector ultraconservador e islamista de la sociedad turca.

Cada año, entre 300 y 400 mujeres mueren en Turquía asesinadas por sus parejas, exparejas o pretendientes, pero también por sus propios familiares, para los que la vida sexual de una mujer soltera o divorciada se interpreta como una afrenta al honor de sus parientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí