Madrid.- El impacto de la pandemia supuso que 10 millones de personas en Europa se dieran de baja de sus gimnasios en 2020, el 15,4% de los 64,8 millones de usuarios que tenían los centros deportivos un año antes según datos de la patronal europea, con un golpe a su facturación de 10.000 millones de euros.

La expansión de la pandemia, las medidas de confinamiento primero y las restricciones a los espacios cerrados después han provocado que 10 millones de europeos decidieran dejar los centros deportivos a los que estaban abonados, de los 64,8 millones de 2019 a los 54,8 millones de 2020, según un estudio de la asociación europea del sector ‘Europe Active’ y la consultora Deloitte.

Esa caída de los abonos del 15,4% tiene un impacto de una proporción aún mayor si se examina la facturación de los centros deportivos, que perdió prácticamente un tercio al pasar de 28.200 millones de euros en 2019 a 18.900 millones en 2020.

Entre los países analizados, Suecia es el único que ha mantenido sus centros deportivos abiertos desde el estallido de la pandemia en el continente en marzo de 2020 hasta este mes de junio de 2021. En el punto opuesto está Irlanda, que solo ha permitido abrir el 38% de los meses en ese periodo y Reino Unido el 50%. España permitió al apertura en un 63% de este periodo de tiempo.

En el caso de los gimnasios españoles, el golpe ha sido superior en términos relativos, ya que han perdido el 21,7% de sus usuarios (más de un millón, de 5,5 millones en 2019 a 4,3 en 2020) y han visto caer un 43,4% de su facturación, pasando de 2.350 millones en 2019 a 1.340 millones en 2020, según este estudio.

Este informe corrobora la difícil situación del sector sobre la que ya ha alertado la patronal española FNEID, que en la última actualización de su informe junto a la consultora Valgo y las Universidad de Sevilla calculaba unos 1.505 millones de pérdidas provocadas por la pandemia, correspondientes al 64% de su facturación entre abril de 2020 y marzo de 2021.

El 89% de los gimnasios europeos puso en marcha clases digitales, bien a través de grabaciones en vídeo o de señal en directo; mientras que un 78% puso en marcha registros digitales o planes de entrenamiento personalizados; y un 67% incluso se lanzó a elaborar su propia aplicación móvil, según Europe Active y Deloitte.

UN OBSTÁCULO EN EL CAMINO DE UNA SOCIEDAD MÁS ACTIVA

El impacto de la pandemia supone un obstáculo en el camino de una sociedad que, en el caso de la población española, camina hacia una mayor práctica de deporte y ejercicio físico, según revela la Encuesta de Hábitos Deportivos dada a conocer esta semana por el Ministerio de Cultura y Deporte.

La conclusión es rotunda: en España se practica más deporte. Un 59,6% de los encuestados frente al 53,5% que lo hacía en 2015, según este amplio estudio elaborado con una muestra de 12.000 personas de 15 años en adelante y entre los meses de septiembre de 2020 y enero de 2021, justo después de la primera ola de la pandemia.

Los españoles practican más deporte, y cada vez más los más mayores. Los principales incrementos porcentuales se dan en las franjas de 45-54 años (62,2% de práctica deportiva) y 55 en adelante (41,3%), con más de diez puntos de incremento en cada una.

Por contra, se observa una reducción de los hábitos deportivos en la población más joven, ya que en el grupo de edad entre 15 y 24 años desciende la práctica deportiva del 82,5% al 80,1%, aunque sigue siendo la que más actividad deportiva realiza con diferencia.

El 66,1% de los españoles practica deportes individuales, con la gimnasia, el ciclismo, el senderismo, la carrera a pie o la natación como los más frecuentes. El 11,6% que hace deporte en equipo, donde destacan fútbol, baloncesto y fútbol sala.

Según la encuesta, un 8,9% de los españoles tiene una licencia deportiva en vigor en el último año, y el 21% de la población asegura ser abonado o socio de un gimnasio, mientras que el 12,4% forma parte de alguna asociación o club deportivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí