Redacción Internacional.-El multimillonario estadounidense John McAfee, el creador del famoso antivirus que lleva su apellido, apareció muerto en la celda donde se encontraba preso en una cárcel de Barcelona, España, informaron autoridades judiciales.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, servicios médicos de la prisión trataron de reanimar de forma infructuosa al estadounidense de 75 años en lo que «todo apunta a que podría tratarse de una muerte por suicidio».

El deceso del pionero del antivirus se conoció pocas horas después de que la Audiencia Nacional de España diera el visto bueno para extraditarlo a Estados Unidos, donde está desde hace años acusado de evasión de impuestos.

McAfee, quien vivió por meses en un bote en Cuba y otras islas del Caribe, había sido arrestado en octubre pasado en el aeropuerto de Barcelona, mientras trataba de volar a Turquía.

Un tribunal español le había negado antes su última petición de libertad condicional, tras considerar que el «riesgo de fuga» continuaba «siendo evidente» y que no tenía «ningún signo apreciable de arraigo»

El empresario había nacido en una base militar de EE.UU. en Inglaterra, hijo de una británica que conoció a un soldado estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.

Entonces, la Universidad Estatal de Luisana puso fin a su doctorado en Matemáticas después de que se reveló que se había acostado con una estudiante de la que era mentor. Más tarde se casó con ella.

McAfee comenzó a trabajar con algunas de las mayores organizaciones de ciencia y tecnología de la época, como la NASA, General Electric, Siemens, Univac y Xerox, a la vez que continuaba preso de sus adicciones.

Las cosas llegaron a un punto crítico en la década de 1980, cuando su dependencia de las drogas y su afición por las prostitutas lo llevaron a buscar ayuda.

n un principio lo ofreció gratis a usuarios comunes y posteriormente empezó a venderlo a diferentes compañías.

Para 1992, numerosas empresas usaban los antivirus de McAfee, quien no mucho tiempo después hizo una oferta pública en la bolsa de valores y vendió la firma a Intel.

Su fortuna para ese momento se calculó en US$100 millones.

A mediados de los años 90, y a sus 50 años, McAfee se retiró de la compañía, creó otros proyectos informáticos y comenzó a interesarse en el mundo todavía incipiente de las criptomonedas.

Y ahí fue donde estuvo gran parte del problema judicial que lo llevó a la cárcel.

El gobierno de EE.UU. acusó a McAfee de no reportar en los últimos años las ganancias que obtuvo de la promoción de criptomonedas, por realizar charlas sobre el tema y por la venta de los derechos de la historia de su vida para un documental de televisión.

Y por eso emitió una orden de captura internacional y pedido de extradición

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí