Santo Domingo,- La Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso prisión domiciliaria con el uso de grillete electrónico a uno de los implicados en la supuesta estafa contra la familia Rosario, mientras que a un segundo le otorgó libertad pura y simple.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que el tribunal impuso la medida cautelar a Miguel de Oleo Montero, alias Miguelón, a quien el Ministerio Público vincula al presunto entramado que estafó a 284 personas con la promesa del cobro de una supuesta herencia millonaria.

El juez Juan Francisco Rodríguez Consoró también impuso a De Oleo Montero impedimento de salida del país y el pago de una garantía económica equivalente a un millón de pesos, bajo la modalidad de contrato.

Rodríguez Consoró dictó libertad pura y simple para Hilario Amparo, otro de los implicados por la Fiscalía del Distrito Nacional en la red que se supuestamente se dedicaba a captar clientes y supuestos herederos de la familia Rosario, afirmando tener números de cuentas en las cuales se depositarían los montos resultantes de la distribución de la herencia.

En el expediente acusatorio también figuran como imputados Miguelina Gómez Santana, con prisión domiciliaria e impedimento de salida, y Johnny Portorreal, quien aún permanece prófugo.

Según el expediente acusatorio los imputados presuntamente cobraban sumas de dinero a las víctimas, que van desde 15,000 hasta los 24,000 pesos por persona, con el ardid de hacer las diligencias para el supuesto cobro del falso patrimonio.

En la instancia presentada ante el tribunal por el coordinador de Litigación de la Fiscalía del Distrito Nacional, Denny Silvestre, los querellantes denunciaron a los encartados por haberles prometido el cobro de una herencia millonaria, presuntamente ascendente a 13,000 millones de euros.EFE

rsl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí