Sídney (Australia),- Los más de 5 millones de residentes de la ciudad de Melbourne, la segunda más poblada de Australia, saldrán el viernes de un confinamiento de dos semanas por un rebrote de covid-19, tras reportarse este miércoles un solo contagio local.

Al hacer el anuncio, el jefe en funciones del gobierno estatal de Victoria, James Merlino, dijo que si bien el confinamiento termina el jueves a la medianoche, se establecerá un límite a los desplazamientos sobre un radio de 25 kilómetros del hogar, con la excepción de razones esenciales, como trabajo o la vacunación.

Merlino indicó que también se mantendrán otras medidas como la prohibición de visitas en los hogares, pero sí están autorizadas las reuniones en exteriores con un máximo de diez personas, mientras que las mascarillas faciales no serán obligatorias en exteriores.

«Todos debemos estar orgullosos de lo que hemos logrado, pero sabemos que no se ha terminado. Hasta que tengamos una inmunización generalizada en todo Victoria y el país, el virus seguirá con nosotros», precisó el mandatario regional.

El levantamiento del confinamiento estricto de los residentes de Melbourne se ordenó después de que las autoridades sanitarias lograran vincular los casos recientes con la variante Delta, que es más infecciosa, a una persona alojada en un centro de cuarentena de la ciudad, quien había regresado de Sri Lanka el pasado 8 de mayo.

A raíz del brote detectado a finales del mes pasado, que incluye a casos de otras variantes de la covid-19, las autoridades sanitarias ordenaron el confinamiento de todo el estado de Victoria el 27 de mayo por una semana, pero al aumentar los contagios, extendió la medida por una semana más en su ciudad capital.

Melbourne vivió entre el 9 de julio y el 28 de octubre de 2020 un duro confinamiento por la propagación de la covid-19 vinculada a una serie de errores en los protocolos de los centros de cuarentena para viajeros internacionales.

A raíz de esa ola, la ciudad aglutina más del 68 por ciento de los más de 30.200 contagios a nivel nacional y el 90,1 % de las 910 muertes con covid-19 desde el inicio de la pandemia.

El país oceánico, que ha vacunado a más de 5 millones de habitantes con la primera dosis y alrededor de 650.000 con la pauta completa, vive una práctica normalidad desde hace meses que solo se rompe con confinamientos breves y localizados, como el que registra actualmente Melbourne, el cuarto durante la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí