La Paz,- Las cifras más altas de la pandemia en Bolivia se han producido este martes con 115 decesos y 3.439 contagios confirmados, mientras el país atraviesa por la tercera ola que comenzó hace un mes con el foco en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, las regiones bolivianas más pobladas.

Con las muertes reportadas esta jornada, el total de decesos se ha elevado a 14.639 en tanto que los casos acumulados son 374.718 desde el registro de los primeros contagios en marzo del año pasado.

El departamento de Santa Cruz ha concentrado 54 fallecimientos hoy algo que se suma al colapso del sistema sanitario y las unidades de terapia intensiva disponibles, además de la demanda de oxígeno medicinal.

Lo particular hoy ha sido que la región central de Cochabamba es la que más contagios ha registrado con 1.025, le sigue Santa Cruz con 1.102 mientras que en La Paz se han dado 563. El resto de las seis regiones mantiene números menores que van entre los 36 y 212 casos reportados.

INICIO DE LA VACACIÓN ESCOLAR

Bolivia ha aplicado desde esta jornada las vacaciones invernales en el sistema escolar público y privado ante la escalada de contagios de la covid-19 que pueden afectar principalmente a estudiantes, maestros y personal administrativo de centros educativos, según explicó el Gobierno.

Aunque en las principales ciudades de país se ha aplicado la modalidad lectiva a distancia, la determinación anunciada por el Ministerio de Educación se enfoca principalmente a las ciudades intermedias o regiones rurales en las que se ha aplicado el modelo semipresencial.

Las dificultades de conexión a internet o la falta de dispositivos electrónicos han sido las razones principales para que en varias zonas se haya optado por aquella forma a modo de garantizar la continuidad de proceso educativo.

PROYECCIONES PARA MÁS ADELANTE

Algunas estimaciones como las del Colegio Médico de Bolivia van en sentido de que la tercera ola de contagios todavía se mantendrá y que es posible que en departamentos como La Paz sean los que registren más contagios.

También desde el Gobierno se han reforzado las tareas en Cochabamba y Oruro con el envío de brigadas médicas para la «contención» y «mitigación» de la enfermedad dado que el tercer pico de contagios ha sido más severo que los anteriores dos.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, ha apelado al «autocuidado» de la población para mantener las medidas de bioseguridad y evitar una escalada todavía mayor mientras el proceso de vacunación avanza.

Justamente, el último reporte de sanidad ha dado cuenta de que a 353.007 personas se les ha aplicado las segundas dosis de vacunas mientras que la primera ha llegado a 1.376.792 de alrededor de 7,5 millones mayores de dieciocho años que están en la edad de inmunización.

Para mediados de este mes está prevista la llegada de un millón de vacunas Sinopharm que se sumarán a las dosis ya aplicadas del tipo Sputnik V, AstraZeneca y Pfizer.

Ante esta situación, queda pendiente la valoración que realizarán los comités de operaciones de emergencias departamentales para la aplicación posible de nuevas restricciones que, como en el caso de Cochabamba, podría recurrir a una cuarentena de cuatro jornadas en vez de las dos dispuestas en la semana.

En tanto que en otras, se aplican confinamientos de un día a la semana o solamente restricciones de circulación o de límite de aforo de espacios públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí